sábado, 27 de abril de 2013

Vermut en casa

Pocas cosas hay tan gratificantes, hablando de comida, como un buen "vermutillo", fantástico si es en una terracita con sol, pero en un día lluvioso como hoy, es un verdadero placer tomarte una tapitas/comida en casa en compañía de buenos amigos. Cerveza, bacalao, mojama y algunos aperitivos más han sido nuestra comida de hoy. Esto evidentemente no es una receta, es sólo un placer compartido.


 Ingredientes imprescindibles

1 mesa
4 personas
Buen rollo

Ingredientes necesarios

Cervezas






Ingredientes Opcionales 

Bacalla esqueixat con olivas negras
Mojama con almendras y su aliño especial
Aceitunas rellenas
Patatas fritas
Pan de gambas
Mejillones picantes en escabeche
Fuet
Chorizo
Bastoncitos
Pan


Suficiente para un buen rato de animada conversación!!! ...... y si se acaba se repiten las dosis.



miércoles, 24 de abril de 2013

Pollo al Curry Rojo LIGHT

Para l@s que estáis en plena Operación Bikini, como yo, os presento esta receta, de Pollo al Curry Rojo Light, para animarnos, porque ya estamos hart@s de tanto aburrido hervido y plancha, este "guiso" demuestra que se puede comer estupendamente siguiendo la dieta.
Hay muchas recetas de pollo al curry, otro día pondré alguna de las versiones más potentes de este plato que aunque no es excesivamente contundente,  tiene algunas calorías de más, porque las auténticas recetas suelen llevar leche de coco, que queda buenísima o crema de leche, etc., en resumen, que no son muy adecuadas para una dieta, y como a mi me encantan, decidí hacer una versión light del plato, investigué un poco por internet y éste es el resultado de mi particular mezcla.  Espero que os guste.





Pollo al Curry Rojo Light

La ración correcta para no pasarse es de 1 muslo y 1/2 pechuga ó 2 muslos ó 1 pechuga
que con el vasito de arroz y la salsa resulta muy saciante. Plato único por supuesto.

Ingredientes para 4 personas 

4 muslos/jamoncitos de pollo (sin piel)
2 pechugas de pollo (deshuesadas y sin piel)
300 grs. de champiñones frescos
1 bote de setas variadas
1 ó 2 manzanas grandes tipo Golden
2 ajos
2 cebollas tiernas
2 cucharadas soperas de Pasta de curry rojo Midle,  que pica un poco (la hay Hot y es muy picante)
Pimienta negra
Aceite de oliva
Sal
Agua o caldo ligero
2 sobres de Arroz basmati de cocción rápida, para acompañar:

Hervir el arroz siguiendo las instrucciones del fabricante.

El curry rojo en pasta es distinto al de polvo, puedes encontrarlo en la mayoría de supermercados o tiendas hindúes y pakistanís. Este curry es un poco más picante que el de polvo. De todas formas si no lo encuentras también puedes usar el curry en polvo en las mismas cantidades e ir añadiendo después hasta encontrar el punto a tu gusto.

En una cazuela o sauté poner una pequeña cantidad de aceite, salpimentamos el pollo al gusto y lo ponemos a dorar, cortar las pechugas en dos mitades cada una, esperar que se dore y retirar. El pollo acostumbra a pegarse un poco en el recipiente, pero eso es bueno, cuando pongamos la cebolla ésta "levantará" todo lo pegado y eso reforzará el sabor. Añadir un poco más de aceite para sofreír la cebolla y el ajo que habremos cortado en trozos pequeños.

Cuando esté casi cocinado agregamos 1 cucharada sopera de curry rojo en pasta, siempre se puede añadir más después, removemos e incorporamos los champiñones cortados a cuartos y las setas de bote escurridas. Dejamos cocinar 2 minutos. Agregar el pollo y 1/2 cucharada de curry e inmediatamente lo cubrimos con agua o un caldo muy ligero y subimos el fuego para que arranque a hervir. Dejar reducir el caldo hasta la mitad, a fuego medio, al menos media hora, para que se cocine bien el pollo y la salsa tenga un poco de consistencia, si se ha evaporado demasiado añadir más caldo o agua. Ahora agregaremos la manzana cortada en gajos grandes, porque tiende a deshacerse, la manzana sustituye a la clásica patata en los guisos light, coge muy bien los sabores, no aporta apenas calorías y llena.
Cuando la manzana esté cocinada comprueba el punto de sal, apaga el fuego y deja reposar al menos 10 minutos. Si lo dejas más tiempo el pollo quedará más meloso y la salsa espesará al deshacerse la cebolla y si lo haces de un día para otro mucho mejor, así el pollo se impregnará mucho más del sabor. Acompáñalo de arroz basmati simplemente hervido y obtendrás un plato único perfecto para tu dieta.


viernes, 19 de abril de 2013

Gulas-Chanquetes a la Green Peace

Según palabras de Falsarius Chef:
HE AQUÍ UNA RECETA ENGAÑOSA COMO LA QUE MÁS, SORPRENDENTEMENTE RICA, CON AIRES DE VERANO Y CHIRINGUITO, Y RESPETUOSA CON EL MEDIO AMBIENTE.
Estoy totalmente de acuerdo con él, no sé a quién se le habrá ocurrido pero es ingeniosa, divertida como tapa y barata además de muy sabrosa. La vi ayer en su página web y me quedé pillada con las ganas de probarla. He tardado 24 horas, afirmo por propia experiencia que vale la pena, así que aquí la tenéis.
También os presento a continuación de ésta una versión experimental mía.

Gulas-Chanquetes a la Green Peace 



Ingredientes

1 bandeja de gulas
Harina de rebozar (tipo tempura)
Agua
Aceite de oliva
Sal
Limón para aliñar



En un plato hondo se ponen 2 o tres cucharadas de harina para rebozar y se le añade agua poco a poco hasta tener una crema espesita. Se remueve bien y se deja reposar un par de minutos. 
Mientras tanto se puede poner aceite abundante en la sartén, o en un cazo pequeño (mi propia versión de freidora para poca cantidad) y dejar que se caliente  . Cogemos las gulas y las pasamos por la masa de rebozar, procurando que queden bien cubiertas y separadas. Cuando el aceite esté caliente se van echando con cuidado. Como dice Falsarius lo ideal sería de una en una, pero eso es un poco difícil así que si coges dos o tres tampoco pasa nada, lo mejor es cogerlas con la mano, soltarlas en el aceite y tener una bayeta húmeda cerca para limpiarte los dedos y así evitar pringar la rasera con el rebozado. Como se doran enseguida el proceso es rápido, vas haciéndolas en pequeñas cantidades y sacándolas a un plato con un papel absorbente. Cuando estén todas escurridas de aceite, se pasan a otro plato con un poco de sal por encima. Justo antes de comértelas, añadiremos unas gotas de limón sobre la fritura. Son crujientes y deliciosas.


Versión experimental

He probado en plan experimento a prepararlas también al estilo andaluz, sólo rebozadas con harina de garbanzos y aunque el aspecto es inmejorable la verdad es que no quedan crujientes como en la receta original, de manera que tienen una tendencia a quedar gomosas. Seguiré experimentándo y os cuento.



miércoles, 10 de abril de 2013

Falsa pizza de calabaza, paso a paso.

Esta receta sí que la considero una buenísima solución para cuando estamos a dieta, pero también cuando simplemente nos apetece comer al estilo italiano, sustituyendo los hidratos de carbono por vegetales, os aseguro que la combinación final os sorprenderá. 
La calabaza, que no tiene apenas calorías ya que el 90% de su contenido es agua, es la base de esta "pizza", admite muchos sabores, yo la hago de varias formas, con ingredientes finales distintos pero como en la verdadera pizza, siempre hay unos ingredientes base, en este caso calabaza y tomate frito. A partir de ahí lo puedes completar con espinacas, champiñones, setas variadas, alcachofas, olivas negras, etc. etc., en cuanto a lo vegetal y si queremos ponerle proteínas, podemos usar un queso bajo en grasa además de unos buenos taquitos de jamón, y/o frankfurt  ó atún y anchoas, en fin aquí ya la imaginación y el paladar de cada uno son definitivos para gozar de este plato, piensa en tu pizza favorita y adaptala. 


Ingredientes de esta versión para 4 personas

1 Calabaza grande (de las alargadas)
1 bote de tomate frito (mejor si es casero)
1 lata grande (200 grs.aprox.) de champiñones
1 bolsa de espinacas frescas
1 cebolleta
1 ajo
100 grs. Queso Light
200 grs. Mortadela de Pavo
Orégano (seco)
Cebollino (seco o fresco)
Pimienta negra
Aceite de Oliva


Hay varios tipos de calabaza, para esta elaboración es mejor la alargada, porque sólo tiene semillas en la parte de abajo y es más fácil de aprovechar.

Cortar la calabaza en rodajas de 1 cm. de grueso aprox. y quitarle la piel, si la calabaza es mediana, que son las que se acostrumbran a encontrar, calcula una rodaja y media por persona.
En una bandeja de horno extiende una hoja de papel de aluminio, coloca los trozos de calabaza salpimentados por los dos lados y rocía con un poco de aceite de oliva. Pon otro trozo de papel de aluminio encima y  cubre la calabaza, dobla los lados para que la calabaza quede bien cerrada dentro. Hornear durante 15 minutos aprox. en el horno precalentado a 190-200º C.


En una sartén grande, ponemos un poco de aceite y dejamos cocinar la cebolleta cortada pequeñita y el ajo en láminas finas, cuando estén casi hechos añadir las espinacas y dejar unos minutos hasta que queden reducidas pero verdes y jugosas. Reservar.






En la misma sartén que hemos hecho las espinacas ponemos los daditos de mortadela de pavo (o jamón, frankfurt etc.) con un chorrito de aceite y los champiñones escurridos, dejando que se dore todo junto, no tiene que estar mucho tiempo porque las dos cosas están ya hechas, al final le espolvoreamos el cebollino. Reservamos.



Sacar la calabaza del horno, hay que abrir el papel de aluminio, con cuidado porque el vapor que se genera dentro es peligroso y nos puede quemar. Es el momento de montar nuestra pizza.



Con una cuchara extendemos el tomate frito sobre los trozos de calabaza, espolvoreamos con un poco de orégano, después ponemos las espinacas y a continuación los champiñones con la mortadela. Acabaremos poniendo unos trocitos de queso como decoración y la metemos en el horno 2 minutos para que se funda y al sacarla volvemos a añadir un poco de orégano.






viernes, 5 de abril de 2013

Pollo con champiñones y alcachofas

Es mi pollo en salsita preferido, ligero, bajo en calorías, porque apenas lleva grasa, llena y tiene mucho sabor. La elaboración es muy sencilla,  aunque tiene que cocer  un rato si quieres que quede tierno. Un poco de arroz blanco hervido con laurel y sal, es el complemento perfecto para acompañarlo y convertirlo en plato único. Ventaja, lo puedes hacer el día antes y aún estará más sabroso.

                                                                                        Pollo con champiñones y alcachofas

Ingredientes:
4 muslos y 4 pechugas de pollo
1/2 kg champiñones
2 alcachofas
1 litro de caldo vegetal ( o lo suficiente para cubrir)
1 guindilla roja
1 guindilla verde
4 escalonias  (si no tienes, puedes poner  cebollas tiernas)
2 ajos tiernos
2 cucharadas de tomate triturado
4 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen.
1 hoja Laurel
1 vasito de Brandy
Harina 


Salpimentar y enharinar el pollo para freirlo en 2 cucharadas soperas de aceite, retirar cuando esté dorado y reservar,  añadir 2 cucharadas más de aceite y echar las escalonias cortadas menudas, las guindillas, los ajos tiernos, el tomate y el laurel, salar y rehogar. Las guindillas sólo le darán un toque muy sutíl, si quieres hacerlo más picante ponle 2 cayenas. Cuando las verduras estén pochadas echar el coñac y flambear, a continuación añadir el pollo, los champiñones cortados en cuartos, al igual que las alcachofas, dejar cocinar un poco y añadir  caldo vegetal cubriendo todos los ingredientes, dejar cocer a fuego medio 30 minutos o más hasta que la salsa tenga el espesor deseado y el pollo esté blandito.

miércoles, 3 de abril de 2013

Espirales con tomate, jamón y olivas negras

Otra receta de pasta, no me cansa, sigo sorprendiéndome de las múltiples combinaciones que ofrece y como a mi me gusta variar es uno de mis recursos favoritos a la hora de comer. A veces el tipo de pasta me sugiere una u otra manera de cocinarla,  las espirales quedan muy sueltas y se hacen rápidamente, así que hoy las cocinaremos de una forma sencilla, bastante tradicional.  
Esta receta es picante, pero como siempre esto es a vuestro gusto, con quitarle la guindilla y no poner pimienta se soluciona.
                                                                                                       

Ingredientes                                                                  
500 grs. Espirales
1 bote de tomate natural triturado
1 cebolla tierna
2 ajos
Olivas negras sin hueso
Jamón dulce
Jamón salado
1 hoja de laurel
Guindilla seca
Pimienta negra
Cebollino
Aceite
Sal





Espirales con tomate,  jamón y olivas negras

Hervir la pasta en una olla con abundante agua con sal y una hoja de laurel, el tiempo según las instrucciones del fabricante.

Para el sofrito pondremos un poco de aceite en una sartén grande y pochamos el ajo y la cebolla, si queremos que estén picantes ahora le ponemos la guindilla seca y la pimienta e incorporamos el tomate, salamos y dejamos hasta que esté frito, , inmediatamente ponemos los trocitos de jamón y las olivas negras, removemos 2 minutos y ya están listos para comer. Adornamos con cebollino cortado que además le da un toque fresco al plato.