domingo, 16 de agosto de 2015

Empanadillas de atún al horno

Encender el horno en verano asusta un poco, no apetece nada acercarse a esta fuente de calor tan potente, pero si es poco tiempo también tiene sus ventajas, en este caso son sólo 10-15 minutos y con esta versión de las empanadillas de atún nos ahorramos unas cuantas calorías y grasas ya que no se fríen, mantienen la textura más tiempo y son perfectas para llevar de picnic.

Mi receta para el relleno es familiar, muy clásica y sencilla. Cada uno le puede dar su toque personal a las proporciones para adaptarlas a nuestro gusto, poner más o menos cantidad de cada ingrediente les dará un resultado final personalizado.

También hay distintas maneras de cerrar las empanadillas, yo he probado dos nuevas formas, como los pestiños o el repulgue de las argentinas y como las orientales, de forma vertical. Como es más fácil verlo que describirlo, os dejo el enlace de un vídeo que lo explica muy bien:






Ingredientes

1 lata de atún en aceite, grande (75 gr. escurrido aprox.)
1 huevo duro
1 huevo crudo batido (para pintar)
4 cucharadas de salsa de tomate casera
1 cebolla tierna
16 obleas para empanadillas
Sal
Aceite de oliva virgen


Elaboración:

Empezamos precalentando el horno a 180º.

Ponemos en un cazo de agua un huevo para cocer. Partiendo de agua fría la llevamos a ebullición durante unos 10 minutos. Luego lo enfriaremos bajo el grifo y lo pelaremos.

Mientras se cuece el huevo,  picamos la cebolla tierna en cuadraditos pequeños (brunoise).

Ponemos una sartén a calentar, cuando esté caliente agregamos el aceite de oliva suficiente para dorar la cebolla que incorporaremos inmediatamente. Añadimos un poco de sal y dejamos cocinar unos 7 minutos.

A continuación agregamos las 4 cucharadas de tomate triturado, si lo tenemos crudo dejamos unos minutos hasta que evapore el agua, si ya está frito sólo tenemos que mezclarlo con la cebolla.

En un recipiente grande ponemos el atún en aceite escurrido, el tomate junto con la cebolla, el huevo duro troceado que trituraremos con un tenedor sobre los otros ingredientes y mezclamos todo.

Ahora es el momento de abrir el paquete de obleas de empanadilla, porque si lo haces antes se secan un poco y se abren.

Extender sobre la superficie de trabajo las obleas encima de su propio papel e ir poniendo una cucharada de relleno en cada una.

La forma de terminarlas es variada, la clásica es doblarlas sobre ellas mismas por la mitad y con la ayuda de las puntas de un tenedor ir aplastando los bordes con lo que te quedará el típico acabado.

Una vez cerradas retiramos su papel y las ponemos en una bandeja sobre papel de hornear. Batimos un huevo y con la ayuda de una brocha las pintamos con él para que queden brillantes.

Las metemos en el horno hasta que estén doradas, más o menos unos 10 minutos o cuando tengan el color doradito.

Listas para servir.



3 comentarios:

  1. Me encanta esta receta, ideal para comer empanadillas con menos calorías

    ResponderEliminar
  2. Me encanta esta receta, ideal para comer empanadillas con menos calorías

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siii, por eso mismo me gusta tanto a mí, está buenísima y lleva la mitad de grasa que las normales. Un saludo!!

      Eliminar