martes, 20 de octubre de 2015

Gelatina de caqui con mascarpone


Los caquis o kakis, también llamados palosantos, son una fruta de otoño, originaria de Asia, de la que hay mil variedades, a mi personalmente sólo me gusta la de textura más gelatinosa, parecida a la mermelada, eso sí con moderación porque me empalagan un poco.

No es que me apasione mucho esta fruta y nunca la había comido de otra forma que no fuera al natural, aunque por primera vez  con esta receta participo en el Reto de Octubre de Cocineros de Mundo en Google+ en el apartado de Dulce y el ingrediente es el Caqui, así que me puse a investigar y acabé eligiendo esta gelatina que combinada con el mascarpone contrasta muy bien.


Para la presentación evité copas y vasos porque creo que se disfruta más en pequeños bocados debido a la consistencia de esta gelatina, tipo membrillo y que unido a la untuosidad del mascarpone, crean un conjunto sabroso pero algo contundente.

Si lo prefieres más suave puedes sustituir el mascarpone por yogurt que también combina perfectamente.

Ingredientes:   


350 gr. de caquis maduros una vez pelados y sin semillas. (yo usé 10 caquis pequeños)

25 gr. de azúcar moreno (50gr. en la receta original)

3 hojas de gelatina ó el equivalente en agar-agar 

1/2 limón (el zumo)
1/2 naranja (el zumo)
1 cucharadita de vainilla (opcional) 
1/2 cucharadita de canela (opcional)

*También se suele poner un chorrito de algún vino dulce, yo no lo puse, pero si lo haces ten en cuenta que tendrás que aumentar la cantidad de gelatina.

Elaboración:

En un recipiente con agua fría, poner a hidratar las hojas de gelatina, durante  5 minutos para que esté blanda.

Partir los caquis por la mitad, vaciarlos con la ayuda de una cuchara, quitándo huesos o semillas y poner la pulpa en un  bol, añadir el zumo de naranja, el del limón y el azúcar.

Mezclar en una batidora o turmix y volcar a un cazo que pondremos a calentar.

Cuando esté a punto de hervir, agregar la gelatina muy escurrida, remover bien con unas varillas hasta que se disuelva por completo y apagar el fuego.



Dependiendo de como la vayas a servir deberás verter la mezcla en el recipiente adecuado, si la vas a poner en copas o vasos, directamente en ellos y si vas a hacer alguna forma, tendrás que volcarla en un tupper o bandeja para que quede plana y así la puedas cortar a tu gusto. Para los discos que hice yo, sólo necesitarías una copa de jerez como cortador.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada