jueves, 26 de febrero de 2015

Risotto de setas deshidratadas paso a paso

La característica principal del risotto es la cremosidad, como ya dije en otro post, el de parmesano con azafrán y espinacas, conseguir que quede meloso sin que el arroz esté deshecho es la clave del éxito y esto se logra con un buen arroz como el arborio, el carnaroli o el normal de grano redondo, el de toda la vida, agregando el caldo poco a poco, removiendo suavemente para que suelte el almidón que es el que lo hace cremoso. Añadiendo al final mantequilla y parmesano le daremos la textura final deseada, con solo adaptar las cantidades a tu gusto.   

Las setas deshidratadas son un recurso muy adecuado para los arroces, porque tienen el intenso sabor que necesitamos para que éste quede sabroso, son fáciles de conservar y con ponerlas un mínimo de 1/2 hora en agua las tendrás hidratadas y a punto, obteniendo además un caldo oscuro que dejará todo su sabor en el arroz. Puedes cambiar el tipo de setas según tu zona y te quedará igual de bien.

Los ingredientes de esta receta en general son sencillos y fácilmente los puedes tener siempre a mano para elaborarla.

Tiempo total de elaboración aprox: 30-40 minutos



Ingredientes para 4 platos

250 grs. de arroz redondo que equivale aprox. a:
3 medidas y 1/2 de arroz  (cazo ó taza de té)
250 ml. del agua de hidratar las setas
12 medidas de caldo suave. Puede ser de brick o casero.
1/2 vaso de vino blanco aprox. 80 gr.
15 gr. de trompetes de la mort (trompetas de los muertos) deshidratadas 
15 gr. de ceps (boletus/hongos) deshidratados
15 gr. de moixarnons (senderuelas) deshidratados
3 o 4 setas sitake deshidratadas
1 cucharada de Polvo o harina de ceps (boletus) - Opcional
1 puerro grande (sólo la parte blanca)
1 cebolla tierna mediana
1 Chalota
2 ajos
1 Cucharada de tomate frito (opcional)
Aceite – Sal – pimienta
50-100 gr. de Mantequilla (al gusto)
100 grs.de parmesano rallado
Cebollino fresco para adornar



NOTA:
Poner a hidratar las setas en un bol con agua (1/2 litro aprox.) al menos ½ hora antes de empezar a cocinar el arroz, si es más mejor.

Paso 1 Sofrito

Paso 3  Vino
Paso 2 Nacarado

Elaboración:

1 - En una sartén grande y antiadherente, poner aceite suficiente para sofreír el ajo, el puerro, la chalota y la cebolleta, todo picado pequeño, añadir una pizca de sal. Dejar dorar.

2 - Cuando esté dorado el sofríto poner el arroz, dejar unos minutos que se impregne removiendo hasta que coja el color nacarado.

3 - Añadir el vino blanco y dejar evaporar.

Paso 4  Setas y su agua

Paso 5 Caldo
4 - Agregar las setas hidratadas con su agua y el polvo o harina de ceps. Dar dos vueltas y esperar a que reduzca.

5 - Echar la cucharada de tomate frito, remover e  incorporar la mitad del caldo, remover suavemente hasta que el arroz lo absorba.

Dejar hervir a fuego medio, probar el caldo y rectificar de sal e ir  removiendo y añadiendo el resto del caldo según lo vaya absorbiendo, probar el grano hasta que esté al punto.

Lo más importante es no dejar de remover a menudo para ayudar a que el arroz suelte el almidón y quede cremoso.

Debe cocer más o menos 15 minutos, dependiendo del tipo de arroz.

Paso 6  Mantequilla

Paso 7 Parmesano


6 - Añadir la mantequilla, y remover hasta que quede toda disuelta.

7 - Poner el queso parmesano y mezclar dos minutos para que quede bien cremoso, espolvorear una pizca de pimienta negra y servir enseguida.


Poner en la mesa un cuenco con parmesano rallado. Adornar con cebollino cortado.

























Para etiquetar esta receta en alimentos Sin gluten, he consultado la web,  http://www.celiacscatalunya.org/index.php?lang=ES&content=alimentos-con-y-sin-gluten, por supuesto cualquier celíaco debe mirar las etiquetas en general para estar seguros del procesamiento de los alimentos.


Si te gusta este blog, puedes clicar "Me gusta" a mi página de facebook: http://www.facebook.com/JugandoConLaCocina?ref=hl  ¡¡¡Gracias!!!

domingo, 22 de febrero de 2015

¡¡50.000 visitas!!


Cada vez que he alcanzado una cifra de visitas en el blog significativa para mí, lo he compartido.

Primero fueron las 5.000 que me parecían imposibles y luego llegaron las 10.000 con las que ya flipé, 

Hoy quiero compartir con vosotr@s mi alegría al haber alcanzado las.......¡¡50.000 visitas!! ¡¡Muchas graci@as a tod@s por vuestra participación!!

viernes, 20 de febrero de 2015

Caballa en escabeche - Verat en escabetx

El escabeche es una preparación que se usaba originalmente para conservar carnes y pescados. Se utiliza normalmente con pescados azules, sardina, caballa, atún etc.,  también se puede hacer como marinado y consumirlo tibio. 

Mi madre siempre lo había hecho con sardinas, le quedaba estupendo, pero la verdad es que aunque me encantaba el sabor, las espinas de la sardina me resultaban muy pesadas de quitar cuando lo comía. 

La primera vez que preparé su receta decidí cambiar las sardinas por caballa, también conocida como verat en catalán. Es un pescado azul mucho más fácil de limpiar en crudo por su tamaño, puedes hacerlo tu mismo o pedir en la pescadería que te lo preparen en lomos. En la receta, he puesto un enlace de vídeo en "limpiar las caballas" que me ha parecido adecuado para hacerse una idea. 

Es una receta deliciosa y económica que te hace disfrutar de todos los sabores del escabeche sin preocuparte por las molestas espinas. 



Ingredientes para 4 personas

4 Caballas ó Verats/Barats grandes ó 8 pequeñas, limpias de espinas 
1 cabeza de ajos
1 cebolleta
Laurel
Tomillo
Romero (opcional)
Pimienta negra en grano una cucharadita
1 cucharadita de pimentón dulce 
100 ml. de vinagre de jerez ó 150 ml. de vinagre de manzana
100 ml. de vino blanco (1/2 vaso aprox.)
150 ml. de aceite virgen (3/4 de vaso aprox.)
  100 ml. Agua
Harina blanca para rebozar el pescado


NOTA:

Las proporciones de aceite, vinagre, vino y agua, varía según las recetas y los gustos, más fuerte o suave, sólo es cuestión de aumentar las medidas de lo que más te guste. Esta es una proporción de sabores suaves.

También las cantidades de líquido son orientativas, ya que depende del tamaño de las caballas, la mezcla siempre tiene que cubrir el pescado.



Elaboración;

Limpiar las caballas, quitando todas las espinas, si no quieres encontrar ninguna también hay que quitar las ventrescas y la parte central de cada lomo, con lo que nos quedarán 4 lomitos por pieza.

En una sartén freír los lomos de las caballas enharinados, muy poco tiempo, sólo dorarlos un poco, retirar y reservar.

En el mismo aceite poner los ajos sin pelar, sólo con un golpe para que entre bien el aceite, la cebolleta cortada en juliana y la pimienta en grano, dorar a fuego lento, cuando los ajos estén rubios añadir el pimentón, el laurel y las hierbas aromáticas, remover rápidamente y agregar el vino para que no se queme el pimentón. Dejar reducir un par de minutos para evaporar el alcohol.

Añadir el vinagre, el aceite y el agua. Dejar cocinar 5 minutos más, pasado ese tiempo incorporar la caballa y dejar cocer todo junto 10 minutos. 

Volcar a una cazuela de barro o en una bandeja y dejar reposar al menos hasta que quede tibio, pero mejor si son 24 h. o más.

Servir tibio o frío, nunca caliente.



viernes, 13 de febrero de 2015

Gelatina de naranja con yoghourt light

Descubrí la gelatina "cola de pescado" hace pocos años, antes de hacerla me parecía un misterio complicado el conseguir esa textura y sus transparencias. Hoy en día ese razonamiento puede parecer ridículo a alguien, pero sé que muchas personas que no han experimentado mucho en la cocina siguen pensando que la gelatina es difícil de hacer en casa.
Pues nada de eso, sólo tienes que hidratar unas láminas o disolver unos polvos y seguir unas simples instrucciones.
Hay diferentes tipos de gelatina, puede ser de origen animal como la "cola de pescado" o vegetal como el "agar agar".

Pero hoy me voy a centrar en este postre que es una adaptación del que me hizo atreverme con la susodicha gelatina. 
Es más que fácil y especialmente indicado para finalizar una comida copiosa, por su textura suave y su sabor refrescante.

Preparación: 10 minutos  Reposo: 3 horas


Ingredientes para 5 copas

500 ml. de zumo de naranja embotellado de calidad sin pulpa, o natural filtrado
5 láminas de gelatina (cola de pescado) 
Yoghourt  0 % materia grasa Pastoret
(o si no haces dieta, cualquier yoghourt tipo griego) 
Jengibre en polvo
Canela en polvo (opcional)
Chocolate en pastillas (opcional)
Azúcar moreno

NOTAS:
Los sobres de gelatina (del tipo cola de pescado) indican cuanta debes usar por cantidad de líquido, pero para mi en este postre prefiero que quede una textura blanda y le suelo poner una lámina por cada 100 ml. de líquido.

Se puede hacer con zumo natural o de brick, yo lo hago de las dos formas, pero el natural tiene un pequeño inconveniente y es que deja un poco de poso en la copa (se precipita) y el embotellado queda más uniforme.



Elaboración:

Poner la mitad del zumo en un bol, añadir las láminas de gelatina y dejar hidratar mínimo 5 minutos.

Calentar la mitad del zumo en un cazo sin que llegue a hervir, agregar polvo de jengibre al gusto y un poco de azúcar moreno, cuando esté caliente añadir la gelatina hidratada con la otra mitad del zumo,  disolver y retirar del fuego.

Volcar en las copas. Dejar en la nevera como mínimo 3 horas y cuando esté cuajada añadir una capa de yoghourt cremoso por encima. 

Para terminar puedes poner canela y un poco de chocolate rallado o si te lo puedes permitir, directamente una pastilla de chocolate en cada copa, a tu conciencia.

domingo, 8 de febrero de 2015

Operación Bikini - Menú nº4 - Oriental y vegano - Crema de setas, Wok de verduras y Tofu a la plancha

Un menú de Operación Bikini siempre es útil, con este van cuatro. 

Los platos de hoy son de tipo oriental y vegano, aunque suene a comida sosa, nada más lejos de la realidad, estos platos tienen unos sabores potentes que te engancharán al primer mordisco.

Ten cuidado con las raciones, si bien es bajo en grasas, las calorías se disparan si abusas de la cantidad. Un vaso de crema de entrante y dos o tres tiras de tofu acompañado de las verduras es suficiente para dejarte satisfech@. 



Crema de setas vegana con leche de avena - Tradicional y Thermomix

Es difícil distinguir esta crema vegana de cualquiera de las que se elaboran con crema de leche animal, el intenso sabor de las setas hace que esos elementos pasen a un segundo plano, la leche vegetal le da la textura que necesita y cómo no, es baja en grasas, lo más importante en estos menús. La puedes preparar el día antes.






Wok de verduras oriental

Limpiar y saltear en un wok las verduras que te apetezcan y darles el punto de cocción que prefieras, ese es el modo de hacer este plato, la salsa de soja, el jengibre y el aceite de sésamo son los secretos para que te quede especialmente delicioso.




Tofu a la plancha

Sencilla elaboración que puedes preparar en pocos minutos, cuando esté terminando de cocinarse el wok de verduras.
El tofu es proteína vegetal, así que no conviene comer mucho si quieres ahorrar calorías.





Cuando hago este menú, tomo un postre muy light, un kiwi o similar.

Agua para beber, sin duda.

jueves, 5 de febrero de 2015

Samosas de hojaldre al horno rellenas de espinacas y queso cremoso

Me apetecía comer Samosas, y no tenía pasta filo o brick que es lo habitual para elaborarlas, sólo disponia de una lámina de hojaldre. Las samosas son unas empanadillas fritas crujientes que se consumen mucho en la cocina asiática.  
Una de las cosas divertidas de la cocina es experimentar, así que me he dicho, samosas con hojaldre ¿porque no?. El experimento ha resultado un éxito, la textura es muy crujiente y ligera, la manipulación de la pasta de hojaldre es distinta, no precisa grasa, es más rápida y menos delicada que trabajar la filo, no se seca tan rápido y no se agrieta con tanta facilidad. 
Conclusión, la recomiendo como alternativa.




Ingredientes para 8-10 unidades


1 lámina de hojaldre refrigerada rectangular
1 bolsa de espinacas lavadas (300 gr.)
Cebolla roja al gusto (1/2 es suficiente)
Queso cremoso, yo uso 0% grasa, o Ricotta
Aceite de oliva Virgen
Sal



Elaboración:

Precalentar el horno a 180 grados.

Cortar la cebolla en juliana, dorarla en una sartén grande con un poco de aceite de oliva virgen, luego subir el fuego y añadir las espinacas frescas directamente de la bolsa, añadir una pizca de sal, y remover un par de minutos hasta bajen de volumen y no tengan líquido. Retirar a un bol.
Añadir una cucharada de queso cremoso, mezclar y reservar.

Extender la lámina de hojaldre sobre su propio papel y estirarla un poco con un rodillo para dejarla mas fina, puedes poner un papel film por encima para que no se pegue al estirar. Dividir en tiras de unos 8 cms de ancho, pinchar con un tenedor para que no crezca demasiado, colocar una cucharada de relleno bien escurrido en una esquina del extremo y un poco más de queso. Doblar formando un triángulo, repetir un par de veces y cortar la pasta. Con la pasta de hojaldre sólo doblaremos dos veces, hasta cerrar el triangulo porque es mucho mas gruesa que la pasta filo. Esta operación es más difícil de explicar que de hacer.
Colocar las samosas en la bandeja de horno, pintarlas con aceite y hornear 15-20 minutos o hasta que las veas doradas. Servir acompañada de ensalada de brotes tiernos.