martes, 31 de marzo de 2015

Fideos con lata de calamares en su tinta, gambas y langostinos. ideal novatos

Estos estupendos fideos los improvisé uno de esos días en los que el tiempo se te va escapando y no has preparado nada para la hora de comer. 
Miré la nevera, miré la despensa, pensé en mi arroz con calamares de lata y automáticamente se me ocurrió hacer la variación, cambié el arroz por fideos y le añadí unos langostinos que tenía en el congelador y en menos de 30 minutos tenía el plato en la mesa y una sonrisa en la cara. 

No me atrevo a decir que estos fideos sean únicos, con arroz hay bastantes recetas de este estilo , pero esta versión pasta es una alternativa más rápida y no la he visto por internet, como me parece muy útil y sabrosa la comparto con mucho gusto.

Si eres aficionad@ a la cocina y no tienes aún mucha experiencia, este es un plato perfecto para quedar bien y tener el éxito asegurado.




Ingredientes para 4 personas

350-400 gr. de fideos finos, del nº 1
1 l. de caldo de pescado (fumé ligero de espinas y cabezas o un brick)
8 gambas
8 langostinos
2 latas de calamares en su tinta en trozos, de buena calidad
1 cebolleta
4 ajos
Sal
Aceite de oliva virgen extra

Elaboración:

Calentar el caldo en una olla, si es un fumé de pescado hay que ponerle sal, si es de brick no es necesario porque ya la lleva.

Poner aceite en una sartén grande, salar las gambas y los langostinos y añadirlos a la sartén, dejar cocinar 2 minutos. Retirar a un plato y reservar.

Agregar un poco más de aceite, sofreír la cebolla y los ajos, que habremos cortado en trocitos pequeños.

Cuando esté dorado el sofrito, en el mismo aceite dorar los fideos hasta que tomen un color rubio oscuro.

Volcar las latas de calamares en su tinta, remover y añadir el caldo caliente, subir el fuego a tope y dejar 5 minutos, hirviendo fuerte, después bajar a fuego medio y dejar cocer  aprox. 6-7 minutos.

Probar los fideos, no tienen que quedar muy blandos, si están un poco enteros se terminarán de hacer tapándolos y dejándolos  2 minutos en reposo. Rectificar de sal si fuera necesario y servir.



jueves, 26 de marzo de 2015

Habas a la catalana caseras

Antes de publicar una receta "tradicional", me gusta investigar un poco sus orígenes y de entrada hablando de comida nunca descarto ninguna sugerencia o variante. 

De entre las varias recetas que he leído, sobre las Habas a la Catalana y teniendo en cuenta que la más antigua que he visto proviene de un libro de cocina de 1324, he decidido quedarme con la de mi madre, un poco modificada ya que a ella le gustaba hacerlas tirando a "amargas" y a mi no, usando los mismos ingredientes base puedes llegar a conseguir platos de matices distintos cambiando la manera de elaborarlos o los condimentos.

Acercándome a lo tradicional en lo básico, he infringido alguna norma ya que no le pongo tomate y sí pimentón, clavos y brandy para dar al conjunto un toque más a mi gusto.

Las habas sólo tienen una precaución a tener en cuenta y es que la piel quede tierna, por lo que antes de dar por terminada la cocción siempre hay que probarlas. 


Ingredientes para 2 personas


400 grs. de Habas frescas peladas o Habas congeladas
1 butifarra negra ancha (para habas)
Jamón curado - Opcional
1 hueso de jamón
1 trozo de panceta (cansalada viada) - Opcional, yo no lo pongo
1 cebolleta grande
3 ajos tiernos y 2 dientes de ajo
 1 cucharadita de pimentón dulce
1/2 vaso de brandy
1 hoja de laurel
2-4 clavos al gusto
2 semillas de enebro (opcional)
Pimienta negra en grano
Sal
1 ramita de menta
Aceite de oliva virgen
Agua  

Nota:
Si haces estas habas en olla express, sólo cambiará el tiempo de cocción, todo el proceso anterior es el mismo.

Elaboración

En la olla elegida ponemos aceite suficiente para dorar los ajos y la cebolla, cortados pequeñitos, añadimos también el laurel y las especias y dejamos pochar. 

Cuando esté listo, incorporamos la butifarra negra y a continuación el brandy y la habas, dejamos evaporar el alcohol, cubrimos con agua, tapamos la olla y dejamos cocer. 

En olla a presión unos 7 minutos a partir de que se dispare la válvula y en olla normal unos 30 minutos si son congeladas. Pasado ese tiempo controlamos que la piel esté tierna. En ese caso ya  están listas. 
Añadir una ramita de menta, remover y servir. 






sábado, 21 de marzo de 2015

Calçots rebozados o en tempura con romesco

El calçot es una hortaliza que se produce a finales de invierno y principios de primavera y el Calçot de Valls  está protegido por IGP (Indicación Geográfica Protegida).

Es una especie de cebolleta con un sabor propio y la forma típica de hacerlos, a grandes rasgos, es sobre un fuego vivo en el que se coloca una malla y se dejan quemar por fuera retirándolos y dejando que en el reposo se acaben de cocinar por dentro. Se sirven con una salsa llamada Salvitxada o con salsa Romesco y se suelen acompañar con una parrillada de butifarra y carne, hecha sobre las brasas residuales de asar los calçots. 

Las calçotadas son una celebración festiva en Catalunya, para reunirse y comparable por así decirlo a una barbacoa catalana.

Evidentemente en casa no se pueden hacer así, pero hay alternativas que son bastante dignas, como cocinarlos en el horno, etc... o rebozados en tempura que es la que os propongo, es rápida, puedes disfrutar de su sabor y están deliciosos con la salsa Romesco,  

Antes de que termine la temporada de calçots, que es corta, no puedes dejar de prepararlos de esta sencilla manera. 



Ingredientes para 2-3 personas

1 manojo (25 uds. aprox.) de calçots 
100 grs. de harina blanca
50 grs. de maizena (harina de maiz)
50 ml. de cerveza (1/4 de vaso aprox.)
Aceite de oliva suave para freír
Sal
Salsa Romesco (Receta aparte)

NOTA:
Los calçots suelen venir atados en manojos de 25 unidades y con tierra, por lo que se tienen que limpiar muy bien para cocinarlos en casa. 

Este enlace me ha parecido muy interesante, habla de cómo limpiarlos paso a paso y además del producto en sí. Es la web Cuatro Especias: por Elena Zulueta de Madariaga



Elaboración:

Limpiar bien los calçots bajo el grifo, pelarlos y cortar las partes blancas, reservando para otras elaboraciones los tallos verdes que estén frescos, que se pueden usar en revueltos, tortillas etc.

Hacer la tempura o rebozado ligero, mezclando en un bol las harinas, la cerveza y la sal. Tiene que quedar una textura cremosa pero no espesa para que cubra ligeramente el calçot y así quede crujiente al freir. Agregamos a la mezcla los calçots cortados por la mitad aproximadamente.

En una sartén o un cazo pequeño ponemos aceite de oliva abundante, tiene que estar muy caliente, pero que no llegue a humear, para comprobarlo podemos echar una gotita de rebozado y si sube es que ya está a punto. Vamos añadiendo los calçots y los dejamos que se doren, una vez fritos los pondremos en una bandeja sobre papel de cocina, para que absorba el exceso de aceite.

Los servimos acompañados de salsa romesco.


  

Salsa Romesco

En gastronomía hay tantísimas polémicas con los orígenes y las composiciones de las recetas, que antes de afirmar nada siempre es mejor dar un vistazo a los libros o las webs para ver que "se cuece" sobre determinados productos. 

Este es el caso de la Salsa Romesco, dicen que no hay dos iguales, varían las proporciones y en algunos casos los ingredientes. Hay quien la hace con galleta y hay quien no, yo no me atrevo a decir cual es la original, pero si que os digo que la que hice es una mezcla de recetas y estaba muy rica.

Otra de mis dudas era la diferencia entre la salsa Xató y la Romesco y tras leer opiniones de todo tipo, he llegado a la conclusión de la mayoría, que los ingredientes son básicamente los mismos pero que cambian las proporciones, ya que la Romesco es más densa y tiene más adherencia, lo que va estupendamente para que no se escurra de los calçots. 


Ingredientes

2 ó 3 tomates maduros,
1 cabeza de ajos,
15  almendras tostadas,
15  avellanas tostadas,
2 ñoras o 1 cucharadita de pulpa de ñora
1 rebanada de pan frito o tostado
1 galleta maría
8 cucharaditas de aceite de oliva virgen extra.
4 cucharaditas de vinagre
Sal.

Poner a hidratar las ñoras como mínimo 1 hora antes. Asar los tomates y los ajos.

En el horno se asan los tomates y los ajos. Una vez listos, se pone en un mortero o en la batidora, los tomates pelados y sin pepitas, los ajos también pelados, la rebanada de pan frito, la pulpa de las ñoras hidratadas, las almendras, las avellanas, el aceite, el vinagre y la sal, machacar o batir hasta obtener una crema espesa.

Listo para servir.

martes, 17 de marzo de 2015

Trinxat de la Cerdanya

Las palabras son importantes para definir un plato y hacerte una idea de lo que es, a veces no son fáciles de encontrar y tampoco de traducir. El Trinxat de La Cerdanya es un ejemplo de lo que digo, traducido literalmente sería Trinchado, Triturado, Chafado etc. etc.... de la Cerdanya.

A veces el nombre de una receta te incita a que hagas una asociación inmediata de ideas esperando algo interesante y sabroso, para mí éste es el caso del Trinxat de la Cerdanya, una receta de la cocina catalana que con solo nombrarla hace que salive.

La col con patata sólo hervida es un plato un poco aburrido para mi, "a pelo" no me gusta mucho y si no la disfrazo no me la como, pero el Trinxat es otra historia, es un plato lleno de contrastes, de sabores y texturas, el salado del jamón con el dulce de la patata, el crujiente de la panceta y la suavidad de la col hervida, un conjunto difícil de olvidar y fácil de repetir.



Ingredientes para 4 personas



1 col rizada pequeña
4 patatas medianas
8 lonchas "Cansalada viada" (panceta bien magra)
100 gr. de jamón salado
2 ajos
Aceite de oliva virgen
Agua
Sal


Elaboración:  En tres sencillos pasos la tendrás lista, cocer la verdura, hacer el sofrito y mezclar. 


1 - Cocer la patata y la col con el mínimo de agua, para cubrir las verduras y un poco de sal, alrededor de 20 minutos o cuando la patata esté muy tierna. 

2 - Mientras se hace la cocción de las verduras, laminar y dorar los ajos en una sartén con un poco de aceite de oliva virgen, cuando estén rubios añadir la panceta troceada y dejar que se dore, después agregar el jamón cortado a cuadraditos.




3 - Cuando estén hervidas la patata y la col, escurrir y volcar en la sartén en la que tenemos la panceta etc., dejar dorar y triturar con un tenedor de madera hasta que quede deshecho y bien mezclado con la panceta y el jamón.  



Esperar a que se tueste un poco la mezcla en la sartén y servir bien caliente, con un chorrito de aceite de oliva virgen extra por encima. El acompañamiento perfecto es una ensalada.




viernes, 13 de marzo de 2015

Fresones con yoghourt cremoso

Estamos en temporada de fresas y fresones, fruta muy versátil y que se puede tomar tanto fresca como cocinada y en un montón de elaboraciones. 

La receta que os propongo hoy es muy sencilla, pero no por ello menos apetecible, además de ser estupenda para la dieta.
Las fresas y fresones tienen pocas calorías, son diuréticas, evitando la retención de líquidos y también desintoxicantes. 

El yoghourt que he utilizado es un Artesanal 0% grasa de Pastoret que es muy cremoso para ser desnatado y es el que uso habitualmente. 

La miel es opcional ya que aunque no tenga grasa sí que aporta calorías, aunque muy pocas si no te pasas con la cantidad.

Para más información sobre las fresas y fresones  podéis consultar  la web Botanical-online.com donde encontraréis explicadas sus múltiples propiedades.





Ingredientes para 4 raciones

500-700 gr. Fresones
500 gr. Yoghourt desnatado cremoso
4 cucharadas de miel  






Limpiar bien los fresones bajo el grifo, sin quitarles la parte verde para que no absorban agua.

Una vez limpios, retirar las hojas verdes y trocear.

En el recipiente donde los vayáis a servir,  colocar los fresones, añadir yoghourt hasta cubrir parcialmente la fruta y poner aparte la miel para que cada persona se sirva a su gusto. Adornar con hojas de hierbabuena.






sábado, 7 de marzo de 2015

Aceitunas rebozadas crujientes

Esta es una de esas recetas que veo y me enamoran al instante, tan superfácil y rápida, con unos ingredientes muy comunes que todos podemos tener, de aspecto apetitoso, textura crujiente, sabrosa y además económica. 

A cualquiera que le gusten las aceitunas, descubrir esta manera inesperada de comerlas le fascinará al momento y después de probarlas creo que pueden llegar a ser un clásico en nuestros aperitivos.


Basada en la receta original del Chef Gonzalo D'Ambrosio




 Ingredientes

35-40 Aceitunas sin hueso (1 lata)
1 vasito de harina blanca
1 vasito de pan rallado finas hierbas
1 huevo
Aceite de oliva suave para freir


Nota: Las aceitunas, pueden ser también rellenas o de sabores.




Elaboración:

Rebozar las aceitunas, primero pasarlas por harina blanca, después por huevo batido y por último por el pan rallado.


Calentar el aceite en una sartén o cazo pequeño, en cantidad suficiente para que cubra las aceitunas cuando las pongamos. Cuando esté caliente pero sin humear ir echando las aceitunas por tandas y dejar unos segundos que se doren.

Sacarlas, escurrirlas y ponerlas en una bandeja con papel de cocina para que absorba el exceso de grasa. Si las fríes con el aceite bien caliente no te quedarán nada aceitosas.



miércoles, 4 de marzo de 2015

Atún marinado en cítricos, soja y miel sobre ensalada de aguacate

De aspecto se parece al tartar de atún, pero no lo es, aunque tienen en común los mismos ingredientes base, este marinado le da un sabor muy distinto.
Precisamente por ser una fan del atún crudo, se me ocurrió mezclar otros aliños para dar un toque diferente al clásico tartar y el resultado fue éste, un claro sabor umami al estilo japonés, con un contraste ácido y dulce a la vez que llenará de agradables sensaciones tu paladar.


Ingredientes para 4 personas

Atún rojo de buena calidad (100-150 gr. por persona)
2 aguacates
1 lima
Cebollino
1 cebolla morada
Sal
Pimienta, una pizca

Para el marinado:

150 ml. de soja baja en sal
1 cucharada de aceite de sésamo
2-3 cucharadas de Aceite de oliva virgen extra
El zumo de 1/2 lima
El zumo de  1/2 Naranja
1 cucharada de Miel
1 guindilla roja
Sésamo blanco tostado al gusto
Sésamo negro tostado al gusto
Tabasco (unas gotas)
Wasabi en pasta (1 cucharadita)


Cortar el atún en daditos pequeños, colocarlo en un bol y reservar en la nevera.

En otro bol poner todos los ingredientes para el marinado, la salsa de soja, el aceite de oliva, el aceite de sésamo, el wasabi, la miel, el zumo de naranja, el zumo de lima, el sésamo,  la guindilla y el tabasco. 
Mezclar suavemente, sin batir,  hasta que todos los elementos se integren.  

Sacamos el atún de la nevera y le ponemos un poco de pimienta negra, lo volcamos dentro del marinado y mezclamos suavemente.
Lo volvemos a meter en la nevera y lo dejamos 15-20 minutos para que se marine y adquiera el color oscuro de la soja.
Cuando falten 5 minutos para finalizar el tiempo del marinado, pelamos y cortamos el aguacate en dados y lo aliñamos con el zumo de 1/2 lima para que no se oxide, le añadimos un poco de sal y pimienta.   

Una vez tengamos el atún marinado, montamos la presentación, ponemos un par de cucharadas de aguacate, en un bol individual sobre el cual colocaremos el atún marinado, la salsa tiene que cubrir la base de aguacate hasta la mitad para que éste se impregne. Adornar con cebollino.

Es importante mezclar el marinado con el aguacate y el atún en cada bocado para disfrutar del contraste de todos sus sabores.



martes, 3 de marzo de 2015

Operación Bikini - Menú nº 5 - Crema de coliflor, Tataki de atún y Gelatina con yoghourt

Después de alguna que otra transgresión, risottos, escabeches etc., seguimos entonando el mea culpa y procedemos a portarnos bien con un estupendo menú que hará que no te des ni cuenta de que haces dieta.


                                                              

Crema de coliflor, hinojo y puerro

La combinación de sabores de esta crema hace que no domine en exceso ninguno de ellos, dando al conjunto una textura suave que la hace irresistible.


                                 





Tataki de atún

La rapidez en la elaboración de este plato es un plus añadido a su delicioso sabor.





     

                                                       

Gelatina de Naranja y yogurt 0 %

No te puedes perder este postre ligerísimo que te aporta la frescura necesaria al final de una buena comida.






Si te  gusta este blog síguelo también en facebook y clica "Me gusta" http://www.facebook.com/JugandoConLaCocina