martes, 29 de diciembre de 2015

Galets rellenos de cocido catalán con salsa de azafrán - Galets farcits de carn d'olla al safrà

Esta es una de esas recetas de "aprovechamiento", típica de Catalunya como los canelones, que muchas veces está prevista cuando hacemos el Caldo de Navidad, de forma que por mucho que coman nuestros invitados siempre nos queden "sobras exquisitas" para poder realizarla.

Por su tamaño estos galets gigantes pueden sustituir perfectamente a los canelones y son más fáciles de preparar. Si no te han sobrado ni galets de la sopa, ni caldo, puedes cocerlos en agua con sal hasta que estén al dente.

También es normal reforzarla con algunos productos como el jamón para darle más sabor,  pero eso os lo cuento luego en la elaboración. 

Se puede hacer con antelación y queda perfecta congelada, con o sin la salsa, depende de la que escojas.  

Este plato no es muy fotogénico, el color de la salsa y el de los galets se mimetizan y la imagen no refleja bien su brillantez,  que es espectacular.




Ingredientes para 25 Unidades

300 gr. Galets de los más grandes, cocidos (pondremos de más porque hay que preveer que algunos se romperán)

 Para el relleno de los Galets

El cocido del caldo (Ver Caldo de Navidad) incluso las verduras y legumbres que te gusten. (Yo uso las zanahorias y los garbanzos)
1 cebolla mediana
2 ajos
100 gr. de jamón serrano 
Aceite de oliva virgen
Sal
Pimienta
Perejil

Para la salsa de azafrán (25 Galets)

4 hebras de azafrán
500 ml. Crema de leche para cocinar ó leche evaporada
2 chalotas
25 gr. mantequilla
Nuez moscada

Para el gratinado

100 gr. de queso gruyere rallado o similar
 25 gr. mantequilla


Elaboración:

1 - Triturar en una batidora todo el cocido del caldo. Si no lo usas todo se puede congelar para hacer croquetas.

2 - En una sartén con un chorrito de aceite de oliva, sofreír la cebolla y el ajo y cuando esté dorado añadir el jamón, remover y volcar el triturado del cocido, agregar el perejil, salpimentar y mantener en la sartén hasta que se dore un poco. Dejar templar.

3 - Poner la farsa en una manga pastelera, o si no tienes puedes usar una bolsa de plástico de cocina, a la que le cortarás una esquina por la que salga la masa para que sea más fácil rellenar los galets.

4 - Cogeremos los galets cocidos apoyándolos en la palma de la mano o sujetándolos con las puntas de los dedos y con la manga introduciremos la pasta por un extremo apretando hasta que llegue al otro lado y una vez rellenos los colocaremos en una bandeja de horno.


5 - Ahora prepararemos la salsa. Cortamos las chalotas finitas y las pochamos poniendo en una sartén unos 25 gr. de mantequilla. Cuando la chalota esté transparente añadiremos la crema de leche, el azafrán, media cucharadita de nuez moscada, un poco de sal y pimienta negra recién molida. Dejar hervir 5 minutos removiendo suavemente.

Precalentar el horno a 180 grados.

6 - Volcar la salsa sobre los galets, espolvorear el queso y poner unas bolitas de mantequilla e introducir la bandeja en el horno a 180 grados para que se gratinen durante aproximadamente 10-15 minutos, dependiendo del horno.

Servir calientes.






martes, 22 de diciembre de 2015

Caldo de Navidad de cocido catalán - Escudella i carn d'olla

Un clásico en casa, la Navidad no era Navidad sin la Escudella i carn d'olla o lo que es lo mismo, la sopa y el cocido, aunque hubieran otros platos en estas Fiestas, ese nunca faltaba. 

Cada familia tiene "su" receta, así pues os presento la "Escudella i carn d'olla de mi casa", es la receta de mi madre y los ingredientes pueden variar con respecto a otras que podáis encontrar, más o menos clases de carnes y verduras etc., pero el proceso es igual en todas.

La sopa se hace con pasta de Galets grandes (que tienen más o menos forma de caracola) y constituye el primer plato, las carnes, legumbres y verduras se toman de segundo y si sobran se pueden hacer croquetas o unos deliciosos "Galets rellenos/Galets farcits" , que es otro plato tradicional en Catalunya y que os enseñaré en el próximo post. 

La Escudella en mi casa es un plato habitual durante el invierno, nos encanta y aunque lógicamente cuando la cocino fuera de fiestas le pongo menos ingredientes, la famosa "pilota de carn" (pelota de carne) tan típica de Catalunya no puede fallar. 



NOTA A LOS INGREDIENTES:

Las cantidades en los ingredientes son un poco relativas, todo depende de cada uno, las puedes aumentar o disminuir  según vuestros gustos. en mi escudella pongo bastante carne picada para la pelota porque es lo que todos queremos a la hora de repartir, así que calculo que toque a una pelota del tamaño de una albóndiga grande por persona.


Ingredientes para 8 platos  aproximadamente

Para el caldo:

Agua (para llenar la olla hasta 4 dedos del borde)
2 ramas de apio con sus hojas
4 zanahorias
1 nabo grande
1 chirivía grande
1 cebolleta grande o 2 medianas
2 puerros enteros, aprovechando lo verde 
2 patatas grandes o 4 medianas
300 gr. de garbanzos cocidos (le pongo 1 bote pequeño)
 1 hueso de jamón del codillo con carne
1 trozo de jamón (unos 100 gr.)
2 huesos de espinazo de cerdo que tengan carne
1 trozo de cansalada viada (panceta) de 50/100 gr. aprox. 
2 butifarras blancas 
1 butifarra negra
2 cuartos de pollo de la pierna, sin piel
1 trozo de carne de Ternera (jarret o morcillo) aprox. 100 gr.
Sal
Para la pelota

400 gr. de carne picada de ternera o mezcla con cerdo (al gusto)
1 o 2 huevos
Pan rallado
1 ajo
Perejil
Harina blanca
Sal


Elaboración:

Limpiar muy bien todas las verduras y cortar en trozos grandes.

En una olla de 8 l. llenar de agua fría hasta llegar a cuatro dedos del borde.

1 - Poner todas las verduras, menos las patatas y los garbanzos, en el agua fría, añadir las carnes excepto la carne picada y la butifarra negra. Poner la olla a calentar. Tapar la olla y dejar que hierva durante unos 30 minutos. 

Dispondremos de dos ollas al lado de menor tamaño, 1 para recoger caldo y otra con agua caliente.

2 - Mientras da el primer hervor el caldo haremos la pelota. En un bol pondremos la carne picada, huevo, el que admita, pueden ser dos porque ha de quedar esponjosa, el pan rallado para ligar la masa, el ajo muy picado y el perejil. Mezclamos todo y separamos en porciones al gusto,  la forma clásica de la pelota es ovalada, se puede hacer una o dos grandes o bien hacerlas de tamaño individual que van mejor para repartirlas luego. Pasamos por harina blanca y reservamos.

3 - Cuando el cocido haya hervido 30 minutos aprox. ponemos una olla pequeña al lado y vamos pasando la mitad del caldo. Rellenamos otra vez la olla con el agua caliente para no interrumpir la cocción y agregamos las patatas, los garbanzos y las pelotas.

4 - Dejamos cocer 45 minutos a fuego medio que vaya hirviendo lento y conforme se vaya consumiendo le vamos añadiendo el caldo que hemos retirado en la primera media hora.

5 - Por último ponemos las butifarras negras y dejamos cocer media hora más.

6 - Retiramos a otra olla el caldo suficiente para cocer la pasta, el tiempo que indique el fabricante y mantenemos el cocido caliente dentro de la olla.

7 - Cuando la sopa esté lista, colocaremos las viandas y las verduras en una bandeja, separando las legumbres y las verduras en un lado y las carnes en otro. 

Y ya está, servimos junto con la sopa para que quien lo desee se mezcle todo en el plato o lo coma después.

Bon profit / Buen provecho.
 



Feliz Navidad - Bon Nadal - Merry Christmas


A  tod@s los amig@s del blog 

Feliz Navidad - Bon Nadal - Eguberri - Bo Nadal - Merry Christmas - Joyeux Nöel - Buon Natale - С Рождеством


lunes, 21 de diciembre de 2015

Turrón de coco y chocolate - Tradicional y Thermomix

No hay muchos dulces tan sencillos de hacer como el turrón de coco y chocolate, para los que no somos muy hábiles en temas de repostería es una estupenda y deliciosa solución en estas Fiestas Navideñas.

El coco es un producto muy versátil y sano, se puede consumir fresco, desecado o procesado de diversas maneras. 

En el turrón se usa el coco rallado deshidratado, que contiene minerales, vitaminas, fibra y grasa saturada de la buena, de la que baja el colesterol y los trigliceridos. 
Si os interesa el tema podéis ver una información más completa en estos enlaces: 
http://alimentos.org.es/coco-rallado http://www.natursan.net/coco-rallado-beneficios-y-propiedades/ 

Del chocolate hablaré en un próximo post sobre turrones ;-) porque en éste no es el protagonista principal.

 

Ingredientes para 2 barras

350 gr. de coco rallado
375 gr. de leche condensada (puede ser desnatada)
200 gr. de chocolate fondant (Nestlé postres) 
 25 gr. de aceite de girasol, opcional (yo no pongo para no aumentar la grasa y queda perfecto)



Elaboración tradicional:

Ponemos el coco y la leche condensada en el cazo y calentamos a fuego bajo mezclando con una espátula hasta que se integre todo.

Extendemos en un molde, colocamos papel film encima y aplastamos con las manos intentando que quede todo del mismo grosor y bien prensado. Quitamos el papel film.
Ya tenemos la base preparada, ahora pasaremos a la cobertura de chocolate.
Pasamos un papel por el cazo y agregamos el aceite (opcional) y el chocolate troceado, si tienes un robot lo puedes pulverizar primero. Calentamos hasta que se derrita el chocolate sin dejar de remover y teniendo cuidado de que no se queme. 
  
Desmoldamos el turrón sobre una fuente, también lo podemos poner sobre una rejilla bajo la que colocaremos un plato y cubrimos con la cobertura de chocolate. Dejamos que enfríe y endurezca.

Conservar a temperatura ambiente, envuelto en papel film (no en frigorífico). 



Elaboración con Thermomix según receta de mi presentadora:


Echamos el coco y la leche condensada en el vaso y programamos 2 minutos, temperatura 37º y velocidad 2.

Si no se ha mezclado bien programamos, removemos con la espátula y lo ponemos a velocidad 2, sin tiempo (unos 20 segundos), subiendo a velocidad 3 si vemos por el bocal que no se mueve toda la mezcla.
Extendemos en un molde de silicona, colocamos papel film encima y aplastamos con las manos intentando que quede del mismo grosor por todo el molde y que quede bien prensado. Quitamos el papel film.
Pasamos un papel de cocina por el vaso y echamos el chocolate troceado. Lo pulverizamos programando 30 segundos, a velocidad progresiva 5-7-10. Reservamos en un bol.

Echamos el aceite y programamos 3 minutos, temperatura 80º y velocidad 1. Añadimos el chocolate reservado y mezclamos durante 30 segundos, a velocidad 2 1/2. Comprobamos que esté todo bien integrado, si no es así lo mezclamos unos segundos más a velocidad 3.

Desmoldamos el turrón sobre una fuente o plato y cubrimos con la cobertura de chocolate. Dejamos que enfríe y endurezca.
Conservar a temperatura ambiente, envuelto en papel film (no en frigorífico). 

sábado, 19 de diciembre de 2015

8 Aperitivos vegetarianos y veganos para Navidad y Fiestas

No podían faltar en esta serie de aperitivos Navideños las tapas y los dips vegetarianos y veganos. Son tan ricos como sanos.

He seleccionados unos cuantos, pero en el blog encontraréis bajo la etiqueta de "vegetarianos" y "veganos"  más de estos platos.

Os sugiero que deis un vistazo a las otras dos entradas anteriores de aperitivos,  porque además de contener algún plato vegetariano, también os pueden inspirar y me lo contáis.  

Me gusta ser original en la mesa, pienso que cualquier plato puede ser tratado como un aperitivo, todo depende de las cantidades y la presentación ... pero eso lo dejo en vuestras manos.


Aperitivos veganos y vegetarianos 


En las dos entradas anteriores he agrupado aperitivos que también son fácilmente adaptables a las dietas vegetariana o vegana, como vosotros conocéis mejor que yo los límites, os dejo sólo algunas ideas. Para no repetirme, de ellos pondré únicamente el enlace sin la foto porque ya están en los otros posts.

-Los palitos de hojaldre con jamón pueden rellenarse de calabacín o cualquier otro vegetal que os guste.  

-Los bocaditos o empanadillas rellenos, lo mismo. He pensado hacerlos con el relleno de un rollito de primavera.  

La Tapenade, sin la anchoa también resulta deliciosa.

Aceitunas rebozadas, Elegir aceitunas sin hueso o rellenas de pimiento por ejemplo.  

Buñuelos de espinacas, son 100% vegetarianos. 

.... Y alguno más que vosotros vegetarianos/veganos sabréis mejor que yo como transformar.

Ahora pasaremos a los 8 platos que he pensado especialmente para vosotros.




El guacamole no necesita presentación, acompañado de galletas, nachos, patatas, etc.etc.., gusta a todo el mundo y es muy sano.



De cada viaje me traigo un mundo de sensaciones gastronómicas, tesoros como estas berenjenas fritas que se comen en Granada y Córdoba y que me enamoraron al primer bocado. Una delicia.



Un snack delicioso, porque como todos sabemos el tofu absorbe los sabores rápidamente y combinado con aceite y semillas de sésamo está riquísimo.



Con cualquier seta de temporada puedes hacer la misma elaboración, un salteado muy ligero y sabroso.


 

Estamos acostumbrados a comer siempre el hummus de garbanzos, pero os reto a que probéis este hummus de lentejas naranjas untado sobre un cracker o unos nachos. Es adictivo.




Este dip es tan delicado que puedes presentarlo fácilmente en tu aperitivo de Fiestas, si lo sirves en vasitos pequeños queda espectacular.



De este no quedará ni la sombra en el plato, con unas escamas de sal Maldon se redondea el efecto en el paladar.



Es una tapa original, que nadie suele esperar, refrescante y con un sabor muy contrastado que limpia el paladar.



viernes, 18 de diciembre de 2015

8 Aperitivos originales y fáciles para Navidad y Fiestas - Bocados fríos y dips para untar

En el segundo especial de aperitivos para fiestas, os traigo una selección de ocho platos que a mí me gustan mucho, principalmente porque permiten tenerlo todo organizado cuando nos va bien, sin agobios ni prisas.

La originalidad viene de que algunos de ellos son platos completos que funcionan muy bien como tapa, todo depende de cantidades y presentación, pero eso ya es cosa vuestra. ;-)

Clicar en la foto o en el título para ver la receta.




Bocados fríos y dips para untar

Tataki de atún macerado con soja y sésamo


El marinado de este tataki de atún es espectacular, es un plato muy agradecido para quien lo prepara, lo puedes tener en el marinado varias horas sin ningún problema.

Caballa en escabeche - Verat en escabetx


La mejor solución para no trabajar el día del festejo, lo haces con uno o dos días de antelación y estará en su punto.




Este aperitivo es muy sorprendente y por supuesto como cualquier escabeche mejor hacerlo 24 horas antes.


 

Otro de mis favoritos, el tataki de salmón, una tapa elegante y muy simple de elaborar, lo que lo hace especial son los complementos, sobretodo no te dejes el wasabi, la soja y las huevas de mujol. 



Las tartaletas son una forma rápida y fácil de completar el aperitivo, éstas en concreto son frescas, con cuerpo y sabor a mar.  



El contraste del salmón ahumado con el mascarpone y el eneldo es espectacular.


 

Un lujo de sabores sobre una tostada, ligera y potente a la vez, la Tapenade estimula el apetito.




Muy refrescante al paladar, es perfecto para combinar con algún tipo de empanadilla o frito.



jueves, 17 de diciembre de 2015

8 Aperitivos originales y fáciles para Navidad o Fiestas - Calientes y tibios

Empezaremos la tanda de aperitivos navideños con estas ocho tapas que he denominado "Aperitivos calientes o tibios". Son consistentes y debes combinarlas con otras más ligeritas.

Perfectas para empezar a disfrutar de una sabrosa comida desde el primer bocado. 

Estas recetas se pueden preparar con un poco de antelación y terminar sin problema antes de que lleguen nuestros invitados.

Tienes que elegir bien la combinación en función de los platos principales que tengas pensados, para que no resulte que el aperitivo acabe con todo el apetito disponible. 



Para ver la receta clica sobre el título o la foto.


 Aperitivos calientes y tibios



Las puedes freír hasta 1 hora antes sin perder el crujiente. 



 Buñuelos o suspiros de espinacas y queso

 Cuantas más cosas tengamos medio en marcha el día de la comida mejor, así que puedes dejar preparada la mezcla varias horas antes y freírlos 1/2 hora antes de servir, tibios están igual de ricos.  


Buñuelos de merluza


Como los de espinacas, puedes tener la mezcla en la nevera y freír un poco antes de que lleguen tus invitados.




Este pescado antes de pasar por la sartén tendrá que quedarse un tiempo en el adobo. En este caso mejor servir caliente.




Una tapa llena de sabor y muy ligera, siempre que no mojes una barra de pan en la irresistible salsa. ;-)



Son un plato estrella en mi casa, complementan cualquier menú y están igual de buenos calientes o fríos, son un éxito asegurado, no quedará ni uno.





Muy sencillos de hacer, en 30 minutos los tienes listos y se conservan crujientes varias horas, perfectos para abrir el apetito.




Al estar acabadas en el horno evitas todo el proceso de freír con lo que ahorras tiempo para otras elaboraciones.

Selección de aperitivos para fiestas


Vamos a empezar a ponernos las pilas para estas Fiestas Navideñas, "este año no lo dejaré para el último momento"......

Bueeeno.....¿Quién no ha dicho esa frase en algún momento de este mes?  Creo que la mayoría de nosotros, con esas u otras palabras. El tiempo pasa a una velocidad supersónica y se nos aprieta la vida en un pis-pas..... ¿A que sí?....

Siguiendo la filosofía de este blog intentaré ayudar a mi manera, sugiriendo en los próximos días algunas elaboraciones que sean fáciles y en muchos casos rápidas de hacer para que l@s cociner@s podamos disfrutar esas comidas especiales con nuestros amigos y familia.



He creado tres entradas referentes a aperitivos y tapas, que se publicarán en los próximos tres días en este orden:







Espero que sean útiles y os gusten las ideas que he propuesto.

sábado, 12 de diciembre de 2015

Mejillones en escabeche caseros


Hay distintos tipos de mejillón,  a mí el que más me gusta es el de roca, que se pesca en su entorno natural. Es ideal para cocinar al vapor o en este tipo de recetas donde la jugosidad y la ternura del producto es importante.  
Tiene la concha pequeña aunque muy llena de molusco, suele venir muy limpio y para mi gusto se adapta mejor que otros al  escabeche.

Siempre me han gustado las conservas de mejillones en escabeche, nunca había intentado prepararlos de esta manera  en casa, pero después de ver un programa de televisión en el que hablaban de los escabeches se me ocurrió probar y quedaron estupendos.

Los mejillones son un producto muy agradecido en la mesa, te hace quedar siempre bien tanto en verano como en invierno, es un aperitivo o entrante bien recibido. 

Se cocinan tan rápido que son perfectos para cualquier ocasión, lo mismo te visten un aperitivo de Navidad, que te salvan un entrante después de la playa ;-).

Mejor si los dejas de un día para otro como todos los escabeches.







 Ingredientes

1 Kg. de mejillones de roca
1 cebolleta
3 ajos
1/2 vaso de vinagre suave (de vino blanco o manzana)
1/2 vaso de vino blanco
1/2 vaso de aceite de oliva virgen extra
Sal
Pimienta en grano (3 ó 4 bolitas)
1 Hoja de Laurel
1 ramita de tomillo seco
1 cucharadita colmada (de postre) de pimentón de la vera dulce
1/2 cucharadita de pimentón de la vera picante (opcional)


Elaboración:

Limpiar bien las conchas de los mejillones, raspando  con un cuchillo bajo el agua, comprobar que todos están cerrados y si alguno no se cierra con un golpecito desecharlo.
Cortar la cebolla en juliana (tiritas) fina.
Cortar los ajos en láminas
Tener medidos el aceite, el vino, el vinagre y el pimentón.

En una cazuela con tapa, poner el aceite a calentar, cuando esté a punto añadir la cebolleta, el ajo y dejar pochar sin que llegue a dorarse. A continuación añadir el pimentón y remover para evitar que se queme e inmediatamente agregar el vino y el vinagre. 

Dejar cocinar todo junto hasta que arranque a hervir, con el fuego a tope agregar los mejillones limpios, tapar la olla y esperar hasta que salga vapor por los lados (5 minutos aprox.).

Destapar la olla y comprobar que los mejillones se han abierto y soltado su agua que se habrá mezclado con el escabeche. 

Dejar reposar 5 minutos más en la olla tapada y luego retirar a una bandeja, dejándolos enfriar cubiertos con el escabeche. Cuanto más tiempo pase, más sabor tendrán, por lo que te aconsejo hacerlos de un día para otro. 

Puedes servirlos con la concha o sin ella, pero en todo caso intenta que siempre queden cubiertos de líquido para que no se sequen y adquieran todos los sabores.




sábado, 5 de diciembre de 2015

Milhojas de hojaldre crujiente con crema pastelera y nata de Paco Torreblanca

El reto de este mes de Cooking The Chef, ha sido el más difícil para mí desde que empecé a participar en ellos, la razón es el Chef o mejor dicho el Maestro Pastelero Paco Torreblanca, del que lógicamente lo único que se pueden hacer son postres, como no soy nada experta en dulces ni repostería, cuando vi su nombre ¡me entró el pánico! ;) porque pensé que sería incapaz de reproducir ninguna de sus creaciones.

Afortunadamente buscando por Internet siempre hay una salida y encontré esta receta, que parecía hecha a mi medida: El milhojas de hojaldre crujiente con crema pastelera y nata, muy sencillo, delicioso y que queda genial en días de fiesta. Qué alivio!

Una de las claves del éxito de este postre, es su crema pastelera que es una delicia, sacada de su libro "La cocina dulce" de Paco Torreblanca, tan sólo he reducido bastante las cantidades, proporcionalmente claro,  porque eran para demasiadas raciones.

También he rebajado un poco la cantidad de azúcar, aún así, es un postre muy calórico, no aconsejable para todos los días, aunque precisamente eso lo hace especial, deseable y tentador. 

Disfrutarás de una auténtica sensación gourmet.







Ingredientes

Para el hojaldre:

1 lámina de hojaldre rectangular
50 gr. aprox. de azúcar glass

Para la crema pastelera:

90 gr. azúcar
90 gr. de nata para montar (crema de leche 35% materia grasa)
285 ml. leche entera ó semidesnatada
20 gr. de maizena
2 yemas 
Vainilla, 1/2 vaina
3 hebras de azafrán

Para decorar:

100 gr. de nata montada
Hojas de menta





Elaboración:  

Precalentar el horno a 180 grados.

Con un robot o un molinillo triturar el azúcar hasta conseguir el azúcar glass (azúcar impalpable o en polvo).

Preparación de la base de hojaldre:

Colocamos la lámina de hojaldre sobre el papel de horno y la dividimos en las porciones que deseemos, ya que una vez horneado es más difícil de cortar porque tiende a quebrarse.

Con la ayuda de un colador espolvoreamos por toda la superficie el azúcar glass.

Le damos la vuelta a las porciones y repetimos la operación por la otra cara.

Pinchamos con un tenedor el hojaldre para que no suba.

Cubrimos con otra hoja de papel de horno y colocamos un peso encima para que haga presión, así no subirá y el azúcar quedará caramelizado.

Horneamos a 180 grados durante 20 minutos aprox. según cada horno, tiene que quedar dorado.

Cuando la retiremos del horno, la colocamos sobre una rejilla para que enfríe y nos quede la textura cristalizada y crujiente.



La crema pastelera:

En un cazo ponemos la leche, la nata/crema de leche, la mitad del azúcar, las semillas que rasparemos abriendo la vaina de vainilla y las hebras de azafrán. Calentar sin que hierva durante unos minutos para que infusionen la vainilla y el azafrán.

Aparte mezclar en un bol las yemas, la maizena y el resto del azúcar.

Colar la leche infusionada y añadirla a la mezcla de las yemas, poco a poco sin dejar de batir para que no se cuaje. Cuando esté todo integrado volver a verterlo todo en el cazo y calentar batiendo hasta que espese.

Cuando esté espesa, retirar del fuego y dejar enfriar.

Leí que esta más buena de un día para otro y así lo hice, realmente estaba deliciosa.



Montar la nata:

Puedes usar nata montada comprada, con lo cual te puedes saltar este paso, pero para mí el resultado final no es el mismo, ni de lejos.

Ponemos la nata/crema de leche (35% grasa) bien fría en un robot de cocina para montarla o bien la montamos con unas varillas eléctricas. Se puede hacer con unas varillas normales pero yo nunca lo he intentado. Si quieres que quede más compacta le puedes añadir una cucharada de queso de untar suave. Reservamos en la nevera.



Montaje y decoración final:

Rellenamos una manga pastelera con la crema y otra con la nata. Si no tienes mangas pasteleras usa una espátula y un tenedor para rellenar el hojaldre.

Colocamos una porción de hojaldre sobre el plato, la cubrimos con crema, ponemos otra lámina de hojaldre encima, espolvoreamos la mitad con azúcar glass y rematamos con la nata haciendo la forma que más te guste.

Una hojita de menta en un lado y listo, el postre está terminado. Buen provecho.







Clica en el logo o aquí para ver todas las fantásticas recetas de mis compañeros de reto.








miércoles, 2 de diciembre de 2015

Sepia con salsa de vermut en olla rápida y tradicional

Es una de esas recetas que te inventas sobre la marcha, uno de esos días en los que el tiempo no te da para más y decides usar los recursos que tienes a mano. 

Sepias, ajos, ñora y la clave el vermut, como ves muy pocos ingredientes y sin embargo su sabor es espectacular, una elaboración muy sencilla y rápida, aunque la hagas de forma tradicional, usando sepias medianas no te llevará más de 30 minutos. En olla a presión 7 minutos. 
Además no es muy calórica porque no tiene grasa extra, sólo un poco de aceite de oliva virgen.

En cuanto probé mi  sepia con salsa de vermut lo tuve claro, iba directa al aperitivo de Navidad, como tapa queda genial y por supuesto también como segundo plato.

Se puede combinar fácilmente con cereales, legumbres, tubérculos, etc., en esta ocasión la comimos junto con arroz blanco mezclado con la salsa.

La sepia , choco, jibia etc... es un molusco cefalópodo que da muchísimo juego en la cocina, es nutritiva y baja en grasas por lo que se recomienda en muchas dietas.

Entrados en el mes de diciembre y pensando en las Fiestas, es una receta a tener en cuenta, ya que puedes servirla como plato o como aperitivo y en ambos casos será un éxito.




Ingredientes para 4 personas:

4 sepias medianas
4 ajos
2 cucharadas de tomate frito casero
1 cucharada de pasta de ñora o 1 ñora seca
1 cucharadita de pimentón de la vera
1 guindilla suave
1 cucharada de perejil
1 hoja laurel
Aceite de oliva virgen extra
1 vaso de vermut  rojo
Sal
Pimienta negra recién molida



Elaboración:

Tanto en olla rápida (a presión) como en cazuela normal el proceso es el mismo, lo único que cambia es el tiempo de cocción a partir de que tapemos la olla.
30 minutos en cazuela normal y 7 minutos en olla rápida.

Empezar por limpiar bien las sepias, separar los tentáculos y cortar los cuerpos en cuadrados no muy pequeños.

Picar 3 ajos en láminas y dejar uno entero con piel y todo.

Lavar la ñora, partir y quitarle las semillas. Si la usas en pasta necesitarás una cucharada.

En la olla a presión  o en la cazuela, poner un chorrito de aceite, dorar los ajos y cuando estén añadir la pasta de ñora o la ñora seca, el tomate frito, la guindilla entera, el laurel y por último el pimentón con cuidado de que no se queme, agregar inmediatamente la sepia cortada, remover para que se integren todos los sabores y echar el vaso de vermut.

En olla a presión: Tapar la olla y dejar que suba la válvula, entonces contar 7 minutos y apagar el fuego. Bajar la válvula poniendo la olla bajo el grifo de agua fría. Abrir y espolvorear la cucharada de perejil. Servir caliente o tibia.

En cazuela normal: Tapar la cazuela y dejar cocer a fuego medio bajo aprox. media hora, que haga chup chup hasta que la sepia esté tierna.  Destapar y espolvorear la cucharada de perejil. Servir caliente o tibia.