sábado, 24 de diciembre de 2016

Rillettes de salmón o Paté de salmón en tres texturas - Sin y con Thermomix

Los rilletes son una especie de paté de la charcutería francesa, que suele elaborarse con carne de cerdo etc., y cuya textura debe ser un poco gruesa, no una pasta fina sino que debe tener pequeños tropezones o hebras. 

Existen muchas versiones de rillettes porque los ingredientes base pueden adaptarse, como en este caso que se usa salmón.
  
La mezcla de estas tres texturas de salmón,  fresco, ahumado y sus huevas coronando el paté y las salsas ligandolo todo, proporciona una experiencia de sabores digna de experimentar.

Hasta hace poco no había oído hablar de ellos, pero gracias a Carmen del blog A table con Carmen, los descubrí.  Fue un amor a primera vista y cuando leí cómo se hacían y las posibilidades de esta receta inmediatamente me puse manos a la obra para prepararlos.  


Son un aperitivo elegante y seductor, de colores atractivos,  perfecto para untar sobre unas tostadas o comer a cucharadas  y que os hará quedar bien en cualquier celebración.





Ingredientes

 200 gr. de Salmón Fresco sin espinas.
125 gr. de Salmón Ahumado
1 frasco de Huevas de Salmón (50 gr.)
30 gr. de Cebolla Tierna
50 gr. de Mantequilla
2 cucharaditas de Mostaza Antigua
3 Cucharadas de Mayonesa
2 Cucharadas de Yogur
El Zumo de medio limón
Pimienta de Jamaica molida (o la que os guste, la receta original lleva pimienta de naranja)



Elaboración:

Cocer el salmón fresco al vapor, 5 minutos son suficientes para que se haga y quede jugoso. Reservar.

Cortar a trocitos pequeños el salmón ahumado y desmenuzar el que hemos cocido al vapor. Reservar

Picar la cebolla y rehogarla con la mitad de la mantequilla en una sartén.

En un bol poner la cebolla rehogada, añadir la mayonesa, el yogur, la mostaza y mezclar.

Agregar los dos salmones, el zumo de limón y el resto de la mantequilla. Salpimentar.

Con ayuda de un tenedor, mezclarlo todo bien, asegurándose de que los trozos de salmón no sean muy grandes.

Servir en terrinas, coronadas con las huevas de salmón, montarlo en un plato con ayuda de un molde o servirlo en vasitos de cristal como lo he presentado yo




CON THERMOMIX:

Cocer el salmón fresco al vapor en el cestillo,  poner agua en el vaso y colocar el cestillo, sin que el agua lo toque, colocar el salmón con la piel hacia abajo y programar 8/10 minutos Temperatura Varoma, velocidad 1. Ha de quedar jugoso y no muy cocido.  

Retirar y reservar.

Secar el vaso. Incorporar la cebolla y la mitad de la mantequilla. Picar 3 seg./Vel.5. Programar
5 min./Temperatura Varoma/Vel. 1.

Añadir la mayonesa, el yogur y la mostaza. Mezclar 5 seg./Vel. 5

Añadir los dos salmones, el zumo de limón y el resto de la mantequilla. Salpimentar, en mi
caso con una pimienta de Jamaica molida. Mezclar 10 seg./Vel. 3/Giro a la izquierda.

Servir en terrinas coronadas con las huevas de salmón, o montarlo en un plato con ayuda de un molde, tal como yo he hecho. Rociarlo con unas gotas de limón, justo antes de comerlas.




Enlaces relacionados:


Blog A Table con Carmen
http://www.atableconcarmen.com/2014/11/rillettes-de-salmon-los-tres-salmones.html

Salmón
http://pescadosymariscos.consumer.es/salmon/propiedades-nutritivas

Rillettes:
https://es.wikipedia.org/wiki/Rillettes

miércoles, 21 de diciembre de 2016

Canelones de espinacas a la catalana - Canelons d'espinacs a la catalana

En casa nos encantan los canelones de carne, pero para hacerlos bien hay que invertir un tiempo que no siempre tenemos, así que cuando se trata de alternativas más rápidas pero no menos sabrosas y sanas, nada mejor que estos canelones de espinacas, que se preparan en menos tiempo. 

Los elijo muchas veces porque además de muy sabrosos, son más bajos en grasas y calorías que los convencionales de carne, por no decir las ventajas de comer espinacas  que aportan a nuestro organismo un montón de beneficios,  como podréis ver en el enlace al pie del post. 

La elaboración es sencilla, básicamente hablamos de un relleno de espinacas a la catalana, que no se cuecen, solo se saltean,  la cocción de la pasta de canelón en 5/8 minutos y una bechamel rápìda, en total una preparación de 30-45 minutos, incluyendo los 10 minutos de gratinado y dependiendo de tu habilidad para enrollar los canelones ;-).  

En resumen una receta deliciosa que tambien queda genial en celebraciones y que podemos preparar con antelación a falta sólo de hornear.





Ingredientes para 20 canelones aproximadamente

600 gr. espinacas lavadas y troceadas (2 bolsas)
20 placas de canelones
 3 dientes de ajo
 50-100 gr. de queso rallado tipo grana padano o parmesano (al gusto)
30 gr. de piñones
 50 gr. de pasas sin semillas
Pimienta negra molida
Aceite de oliva
Sal
Para la salsa bechamel
500 ml. de leche + 1 vaso para aligerarla después.
40 gr. mantequilla
40 gr. de harina
Nuez moscada (al gusto)



Lo primero que haremos es la bechamel, haremos una salsa espesa y de esa forma nos servirá para el relleno primero y para cubrir los canelones después, aligerándola un poco con leche. 

Ponemos la leche a calentar hasta que esté a punto de hervir y la mantenemos así.
Inmediatamente colocamos un cazo a calentar en el que introduciremos la mantequilla, hasta que funda, entonces añadimos la harina y con unas varillas (importante) vamos removiendo hasta que se disuelva, una vez disuelta la dejamos 1 minuto para que no quede cruda la harina e incorporamos la leche caliente, poco a poco pero continuamente, sin dejar de remover con las varillas enérgicamente para evitar que nos queden grumos. Una vez todo mezclado añadimos la nuez moscada rallada, (yo pongo aproximadamente media cucharadita) y dejamos hervir 5 minutos removiéndola para que no se pegue a la base. Apagar el fuego y reservar.

En una cazuela amplia, sofreímos 2 ajos laminados, las pasas y los piñones, cuando empiecen a dorar agregamos las espinacas limpias y secas, dejamos que bajen y evaporen el agua que sueltan. Escurrimos bien presionándolas con un cazo sobre el escurridor y volvemos a colocarlas en la cazuela, calentamos y agregamos cuatro o cinco cucharadas de bechamel, removemos y apagamos el fuego. Tiene que quedar una textura melosa porque la bechamel espesará cuando se enfrie un poco.

Precalentamos el horno a 200ºC.

En una olla ancha, ponemos a calentar agua y cuando hierva, echamos una cucharadita de sal y añadimos las placas de canelones una a una, el tiempo que indique el fabricante. Las sacamos del agua con una espumadera y con cuidado las introducimos en agua fría, así cortamos la cocción. Una vez enfriadas las colocamos sobre un paño de cocina húmedo.

Seguidamente ponemos una cucharada colmada de espinacas en cada placa de canelones y los enrollamos. Untamos un poco mantequilla en la fuente  y vamos colocando los canelones.

La bechamel que tenemos reservada habrá espesado, por lo que para cubrir los canelones es preciso añadir más leche, poco a poco hasta que esté cremosa pero fluida.
Cubrimos los canelones con la bechamel aligerada, luego espolvoreamos con el queso rallado.

Por último, introducimos en el horno y gratinamos, durante  5 minutos o  hasta que veamos el queso fundido y ligeramente tostado. Servimos calientes.





Enlaces relacionados:

Espinacas, beneficios para la salud:
https://mejorconsalud.com/12-beneficios-que-te-aportan-las-espinacas-a-tu-salud/

martes, 20 de diciembre de 2016

4 Segundos platos de grandes Chefs para Navidad

Siguiendo con las sugerencias para las Fiestas Navideñas, os propongo unos segundos platos estupendosbasados en recetas de cuatro grandes Chefs,  Martín Berasategui, Heston Blumenthal, Carme Ruscalleda y Joan Roca.


Además de ser un plato extraordinario por su delicado sabor es elegante y  muy fácil de preparar, un plato que vuestros invitados recordarán.


Pastel de pollo y jamón al estilo de Heston Blumenthal

Una opción muy inglesa que sorprende por la textura y el sabor del relleno, conseguido con una cocción muy especial de los ingredientes y el contraste con el crujiente del hojaldre.  






Un auténtico festival de sabores, receta marinera llevada a la gran cocina por Carme Ruscalleda. Un placer para los sentidos.




Un plato tradicional, reconfortante, sabrosísimo, de los que se cocinan lentamente para que nuestros invitados se chupen los dedos, en el sentido literal de la palabra.  



lunes, 19 de diciembre de 2016

4 Primeros platos originales para Navidad

Las fiestas de Navidad están al caer y por si os falta alguna idea,  aquí tenéis  unas sugerencias para escoger entre algunos primeros o entrantes.

No es una selección de recetas tradicionales,  he buscado cambiar un poco la oferta gastronómica clásica de estos días introduciendo platos menos convencionales pero que resulten sabrosos y elegantes.


ENTRANTES O PRIMEROS PLATOS


Siu Mai o empanadillas chinas

Un entrante muy original, con un delicioso sabor que no dejará indiferente a tus invitados y que por su delicadeza no impedirá que disfruten de un segundo plato. 




La elegancia en forma de crema, esta crema de puerros que se puede servir tibia, para mí es una de las opciones que mejor permiten jugar con cualquier segundo plato, tanto de carne como de pescado.





Mi elección en muchas ocasiones, por su impresionante sabor y textura, su ligereza es ideal para combinar con un plato de pasta (canelones etc.) o un guiso contundente como segundo plato. 




Galets rellenos de cocido catalán

Este primero es casi un plato único, delicioso y muy saciante, va perfecto si queréis hacer un buen aperitivo  y dejar algo de espacio para el postre.



Si no os convencen estas propuestas, ir al  Indice de entradas  del blog donde encontraréis muchas más opciones.

sábado, 17 de diciembre de 2016

Bombones de chocolate expres especiados y de sabores variados - SIN Y CON Thermomix

En otras publicaciones ya he comentado que no soy muy de dulce, pero el chocolate con moderación sí que me gusta. La forma en la que más me apetece son los bombones.  Cuando decidí hacerlos en casa estuve mirando recetas por la red y vi que muchas de ellas requieren varios procesos y son laboriosas y a mi esto me frena mucho, por lo que decidí encontrar la forma de obtener unos bonitos y sabrosos bombones con poco esfuerzo.

Estos no pueden ser más fáciles, básicamente deshaces una tableta de chocolate, normal y corriente, le agregas complementos y lo pones en moldes. La preparación no supera los 15 o 20 minutos. 

He probado 3 marcas distintas de chocolate, Valor, Lindt y Hacendado, las tres funcionan, pero me quedo con la de Hacendado 72% cacao, porque funde muy bien y queda igual cuando se solidifica de nuevo.

Lo mejor de estos chocolates/bombones es que puedes adaptarlos a tu gusto muy fácilmente, usas el chocolate con el porcentaje de cacao que desees, con o sin leche, puedes añadir sabores y complementos como frutos secos, frutas confitadas, especias, escamas de sal.... etc., etc., un mundo de posibilidades que sólo requiere una fuente de calor, un cazo con agua, un bol y un molde para bombones y hasta eso lo puedes sustituir por flaneras o cualquier recipiente pequeño que tengas por casa. 

Voy a proponeros 4 tipos distintos de bombones, pero en base a esto podéis variarlos a vuestro gusto.

Sirven para todo el año, aunque en las fiestas navideñas son un buen recurso útil, delicioso y  lo bien que quedas con unos bombones hechos en casa cuando los pones en la mesa o los regalas.

Una ganga de receta cuando no hay mucho tiempo ni ganas de complicarse.




Ingredientes para 1 molde de 15-20 bombones, dependiendo del tamaño del bombón y el relleno

Las cantidades de especias y complementos son siempre orientativas, según cada gusto

 (Las tabletas de Hacendado son de 100 grs. 10 gr. por pastilla)

Bombones especiados (especia a elegir según los gustos)

120 grs. de chocolate de tableta 
1 cucharadita de postre de Curry picante  ó 1 cucharadita de chile en polvo
1 pizca de sal

Bombones de  arándanos, brandy y canela

 120 grs. de chocolate de tableta 
10 arándanos secos partidos por la mitad
1/2 copita de brandy
1 cucharadita de postre de canela

Bombones de nueces y naranja

 120 gr. de chocolate de tableta (Lindt sabor naranja) 
8 nueces troceadas

Bombones de avellanas con pizca de nuez moscada

120 grs. de chocolate de tableta 
10 avellanas troceadas
1 pellizco de nuez moscada 



Elaboración:

Poner un cazo con agua a hervir, sobre el que colocaremos un bol en el que pondremos el chocolate troceado, para ir deshaciendolo a medida que se calienta.

También puede deshacerse en el microondas pero hay que tener cuidado de que no se queme por lo que se deja sólo 30 segundos cada vez y se va controlando.

Cuando esté completamente derretido añadimos los ingredientes elegidos para dar sabor o textura, ya sean los frutos secos, o las especias, mezclamos bien hasta que se integren y luego lo repartimos en el molde seleccionado, ayudándonos de una espátula y una cucharita o si lo prefieres con una manga pastelera, aunque si no haces mucha cantidad no vale la pena, porque se desperdicia bastante en el proceso.  
Cuando esté atemperado, acabar de enfriar en la nevera.

Cuando haya enfriado, desmoldar y guardar en la nevera, mejor tapados para que no adquieran sabores.




Con Thermomix   
Recomiendo hacer un mínimo de 240/360 grs.- dos o tres moldes,  para que funcione correctamente.

En el vaso de la Thermomix, limpio y seco, colocamos el chocolate a trozos grandes y programamos 10 seg./Vel.7 para triturarlo. Con la espátula bajamos los restos de las paredes del vaso.

Para derretir el chocolate, programamos 4 min/50ºC./Vel.2, bajamos los restos con la espátula y programamos 15 seg/Vel.5 para mezclar..

Añadimos las especias o los frutos secos troceados previamente y mezclamos 15 seg./Vel.1 

Volcamos sobre el molde y dejamos enfriar, cuando esté atemperado lo ponemos en la nevera.






domingo, 11 de diciembre de 2016

Menú de Navidad - Christmas Menu

He reunido unas cuantas sugerencias para el menú de las Fiestas Navideñas, que ya están muy cerca, ésta es mi primera combinación, si el tiempo no se esfuma habrá un segundo menú. ;-)

Los platos de este primer menú no son complicados y aunque algunos sí son entretenidos cuentan con una ventaja importante y es que todos ellos se pueden elaborar con antelación, algo que considero muy importante cuando se trata de disfrutar de la fiesta con nuestros invitados y no tener que estar pendiente de cocinar.

Espero que os sean útiles, pero en cualquier caso si no os convence la fórmula  siempre podéis acudir al Indice de entradas del blog o al apartado de Ideas para fiestas.



3 APERITIVOS


Un relleno muy sencillo que apenas necesita cocinarse y una masa precocinada fácil de encontrar como son las empanadillas de toda la vida (obleas) y 10 minutos de horneado. Así de fácil es este primer aperitivo, sólo un consejo, no hagáis muchos porque son adictivos y acabarian con el apetito de los comensales ;-) 


Su sabor es sorprendente y delicioso, una opción interesante que se puede cocinar el día antes y lo más importante, en poco tiempo. Se puede servir fría o tibia.


El tercer aperitivo es frío, vistoso y fácil de preparar. También lo puedes tener listo con antelación y el relleno es muy adaptable a todos los gustos.

                 

PLATOS PRINCIPALES


PRIMEROS


Un toque refrescante ya sea como acompañamiento o entre platos, muy ligero y agradable. 




Por sí sólo ya podría constituir un menú completo, pero en este menú sólo tomaremos la sopa de galets, para poder disfrutar del segundo plato.





SEGUNDO



Este es un plato elegante y que sorprenderá a vuestros invitados por su excepcional sabor, es entretenido pero no complicado, un broche perfecto para cerrar una buena comida a la espera del postre. 




POSTRE

Este sí que es un postre rápido, como su propio nombre indica, muy adecuado para este día, lo tienes en la nevera, en forma de plum cake o moldes individuales y no tardas nada en servirlo. 






¡¡FELICES FIESTAS!!

viernes, 9 de diciembre de 2016

Galletas de jengibre y cardamomo - SIN y CON - Thermomix

Hacer galletas es mucho más fácil de lo que parece a simple vista, no inviertes mucho tiempo en ellas y son mucho más sanas que las que puedas comprar. Además, si eres un poco "tiquismiquis" con el dulce como yo,o te empalaga enseguida, siempre tienes la opción de jugar con las cantidades de azúcar y miel y dejarlas a tu gusto.

Como os digo muchas veces, hablando de preferencias de sabor, lo dulce no es lo mio, pero estas galletas tienen un aliciente para mí, las especias, que me vuelven loca y en particular esta combinación de jengibre y cardamomo.

Estas galletas de jengibre y cardamomo, son la suma de husmear por la red, seguir algún consejo de mis amistades,  reducir el dulce un poco, aumentar  las especias y conseguir unos moldes/cortagalletas (no sé exactamente cómo llamarlos)  que me han facilitado el acabado final.

De todas maneras con las formas tampoco hay que volverse loco, si no tienes cortapastas o moldes de galletas,  puedes improvisar con un vaso, un servilletero, etc., o usar simplemente tus manos, la masa se moldea tan bien como la plastilina, yo hice corazones para variar un poco y quedó una caja muy surtida ;-) 






Ingredientes 

 350 gr. de harina de repostería o multiusos

 ½ cucharadita de bicarbonato sódico

100 gr. de mantequilla  (a temperatura ambiente)

 100 gr. de azúcar moreno

 1 huevo  mediano

 Miel de caña o miel normal  (a tu gusto) entre 70 gr. y 100 gr.  para un dulzor suave o normal  y 130 gr. para muy golosos.

 1 cucharadita de canela molida

3 cucharaditas de jengibre en polvo

1 rodaja grande de Jengibre fresco rallado ( de un dedo de grosor aprox.)

 Una pizca de nuez moscada

3 vainas de cardamomo (usaremos sólo las semillas del interior)

Azúcar glass para adornar




SIN THERMOMIX:

En un bol ponemos la mantequilla en trozos y a temperatura ambiente y el azúcar moreno, lo mezclamos, añadimos el huevo, la miel y seguimos removiendo.

Con un cuchillo machacamos las vainas del cardamomo y apartamos sólo las semillas para mezclarlas después.

A continuación agregamos al bol, la harina, el bicarbonato, la canela, el jengibre, las semillas de cardamomo machacadas en el mortero y la nuez moscada, mezclamos hasta obtener una pasta y la amasamos dos minutos.

Hacemos una bola con esta masa, la envolvemos en papel film transparente y dejamos que repose en el frigorífico durante 1 hora aprox. (con 30 minutos a veces es suficiente para que esté bien compacta al cortar).

Precalentamos el horno a 180º.

Estiramos la masa entre dos papeles de horno dejándola de un grosor de 5 o 6 mm. A continuación, la cortamos utilizando un cortapastas o moldes con formas, por ejemplo del típico muñeco de jengibre. La masa que nos sobra, la volvemos a unir formando una bola, la estiramos de nuevo entre los dos papeles de horno y la vamos cortando hasta que se acabe.

Ponemos las galletas en una bandeja de horno cubierta con el papel vegetal ( de horno ).

Horneamos a 180º durante 10-12 minutos o hasta que se doren un poco, vigilando que no se quemen.

Las sacamos del horno y dejamos que se enfríen y endurezcan sobre una rejilla.

Cuando estén frías las podemos decorar con azúcar glass.



CON THERMOMIX: 

En el vaso ponemos la mantequilla en trozos y a temperatura ambiente y el azúcar moreno, programamos 3 minutos, Vel. 3.  Con la espátula bajamos lo que haya quedado en las paredes y continuamos.

Añadimos el huevo y la miel,  programamos 2 minutos, Vel. 3.  Bajamos los restos de las paredes.

Con un cuchillo machacamos las vainas del cardamomo y apartamos sólo las semillas para mezclarlas después.

Agregamos la harina, el bicarbonato, la canela, el jengibre, las semillas de cardamomo y la nuez moscada. Programamos 30 segundos, a velocidad 6. Seguidamente, programamos 2 minutos, vaso cerrado y velocidad espiga.

Hacemos una bola con esta masa, la envolvemos en papel film transparente y dejamos que repose en el frigorífico durante 1 hora aprox.

Precalentamos el horno a 180º.

Estiramos la masa entre dos papeles de horno dejándola de un grosor de 5 o 6 mm. A continuación, la cortamos utilizando un cortapastas o moldes con formas, por ejemplo del típico muñeco de jengibre. La masa que nos sobra, la volvemos a unir formando una bola, la estiramos entre los dos papeles de horno y volvemos a cortarla con el cortador hasta que se acabe.

Ponemos las galletas en una bandeja cubierta con papel vegetal de horno.

Horneamos a 180º durante 10-12 minutos o hasta que se doren un poco, vigilando que no se quemen.


Las sacamos del horno y dejamos que se enfríen y endurezcan sobre una rejilla.

Cuando estén frías las podemos decorar con azúcar glass.

***********************************************************************************************


lunes, 5 de diciembre de 2016

Strudel de manzana - Apfelstrudle - Apple Strudle

El Strudel de manzana, o Apfelstrudel (también llamada applestrudle) es un postre Austriaco y de la parte sur de Alemania.  El método de elaboración del Strudel es hacer una masa sumamente fina, rellenarla, enrollarla y cocinarla en el horno y aunque el más famoso es el de manzana, también puede hacerse salado. 

Tenía ganas desde hace tiempo de hacerlo, es de los postres que me gustan a mí, no excesivamente dulce, no muy complicado (y si compras una masa de hojaldre o brisa, aún menos) y muy vistoso, lo que se dice un postre resultón vamos. 

Lo he conseguido gracias al reto de Cooking The Chef y su propuesta para este mes, los Chefs Hermanos Torres que tienen un montón de vídeos e información en la red gracias entre otras fuentes a su programa en Rtve Torres en la cocina. Su receta estaba muy bien explicada, pero no me he atrevido con la masa, me parecía que iba a ser difícil de amasar sin máquina, como ellos la hacen en el vídeo y he preferido simplificarla con un hojaldre refrigerado. Por lo demás es muy sencillo de realizar y lo recomiendo para novatos pasteleros como yo que no tenemos demasiada habilidad con el dulce.

El resultado es muy bueno, aunque después de la cocción pierde un poco la forma de tubo conforma va enfriando, pero queda crujiente por fuera y meloso por dentro con lo que ese detalle pierde importancia. Se acostumbra a servir con una crema aromatizada con vainilla al lado,  o helado de vainilla. Como no tenía a mano ninguna de las dos cosas,  he preferido acompañarlo con un vino Sauternes, menos trabajoso y muy reconfortante ;-)







Ingredientes:

Para el relleno:

3 manzanas Golden o Reineta
60 gr. de pasas de corinto (sin pepitas)
Brandy o Ron (suficiente para cubrir las pasas) 
1 cucharada de canela
2 cucharadas de azúcar moreno
2 rebanadas de pan de molde (sólo si haces la masa)
1 limón
Canela en polvo
 1 vaina de vainilla
40 g de azúcar glas (opcional)

Para la masa:

Mi opción: 
1 lámina de hojaldre refrigerado rectangular

La opción  original de los Hermanos Torres:
 180 ml. de agua de manzana
1 pizca de sal
1 pizca de azúcar
2 huevos
600 g Harina de repostería
80 g de Aceite de girasol


Para la masa:

Opción Jugando con la cocina: Comprar una lámina de hojaldre refrigerado rectangular.

Opción Hermanos Torres: 

Verter el agua de manzana en una olla (puede ser zumo)  y ponerla al fuego hasta que el agua de manzana quede tibia.

Batir los dos huevos junto con la harina, una pizca de sal, una pizca de azúcar, aceite de girasol y el zumo de manzana tibio. Amasar bien intentando que quede lo más fina posible.

Para el relleno:

Cortar a dados las manzanas que servirán para rellenar el interior del struddle, ponerlas en un bol y bañarlas con un poco de limón y azúcar moreno. Añadir las pasas de corinto (previamente maceradas en el brandy o ron) y la canela en polvo. Depositar la mezcla sobre la masa.

Extender la lámina de hojaldre sobre un papel de horno, sin quitar su propio envoltorio.

Girar para envolver el relleno hasta dejarlo bien cerrado en el interior con la masa, ayudándote del papel que envuelve el hojaldre.

*Si la masa es casera: Cortar pan de molde a dados y colocarlos sobre los dados de manzana. Envolver de la misma forma.

Pintar con yema de huevo el struddle para dar sabor y color. Pinchar el struddle para que la masa pueda respirar en el horno. Introducir el struddle en el horno a 180º, si la masa es casera durante 1 hora si es el hojaldre refrigerado hasta que quede dorado, unos 15 minutos.

Poner el strudle de manzana sobre una bandeja y dejar enfriar. Puede tomarse tibio o frío.

Adornar con un poco de azúcar glass. Yo lo hice sobre el plato, par que quien quiera lo añada, porque sin azúcar glass ya es bastante dulce para nuestro gusto.

Se suele acompañar de helado o crema de vainilla, pero como no tenía, descrubrí que también está estupendo con un vino tipo Sauternes que suele usarse para maridar con foi o patés pero que con un postre está genial.












Podéis ver todas las recetas de mis compañeros clicando aqui o en el logo de Cooking The Chef