domingo, 23 de abril de 2017

Croquetas de bacalao

Las croquetas siempre son una buena solución de aprovechamiento, normalmente en casa siempre suelo hacerlas de cocido, pero hoy me he pasado al bacalao por el mismo motivo, tenía un sobrante de bacalao desalado que no era suficiente para una comida e inmediatamente me ha venido la idea de estas deliciosas croquetas.

La receta no es familiar, porque en casa con el bacalao desmigado siempre se hacían Buñuelos de bacalao, que salen de cine por cierto, así que busqué en la red y como muchas veces, de entre varias recetas, saqué mi versión, sencilla y rápida. 

En estas croquetas la bechamel se liga en la masa directamente, con la harina y la leche, así que no es necesario hacerla aparte.






Ingredientes para 14 croquetas grandes

Para las croquetas: 
100 gr. de bacalao desalado y desmigado 
1/2 cebolleta 
1 diente de ajo 
50 gr. de harina 
1/5 l. de leche 
50 ml. de aceite de oliva virgen extra 
Sal 
Nuez moscada

Para rebozar y freír:
Harina 
1 ó 2  huevos batidos 
Pan rallado a las finas hierbas 
Aceite de oliva 




Elaboración:

Si el bacalao es en trozos, como en mi caso, hay que desmigarlo con los dedos y tenerlo preparado.

Picar finamente la cebolleta y ponerla a pochar en una sartén con un poco de aceite. Añadir el diente de ajo muy picado y cuando esté sofrito agregar el bacalao y rehogar todo brevemente.

Incorporar la harina, rehogarla para que pierda el sabor a crudo y verter la leche poco a poco sin dejar de remover.

Poner un poco de sal, una pizca de nuez moscada y cocinar a fuego medio durante 20 minutos aproximadamente removiendo constantemente.

Pasar a una fuente y cubrir con papel film "a piel" es decir en contacto con la masa para que no se haga costra.

Cuando la masa esté fría, coger pequeñas porciones y moldear las croquetas, para que no se peguen en las manos se puede hacer con dos cucharas o bien untando las manos con un poco de aceite. Pasar por la harina, luego por el huevo batido y por último por el pan rallado y freir en una sartén con abundante aceite caliente.

Cuando estén hechas, retirarlas de la sartén y ponerlas en un plato cubierto con papel de cocina para que escurran el exceso de aceite.

Servir acompañadas de una ensalada.




lunes, 17 de abril de 2017

Rolls de alga nori sin arroz, con salmón ahumado y vegetales. Muy fáciles y rápidos

La comida japonesa me encanta, la sencillez de sus ingredientes y lo sano de sus elaboraciones siempre me apetecen.

Para mí lo más delicado de hacer sushi es preparar el arroz, así que os podéis imaginar la alegría que me llevé cuando vi en la web de Circus Day unos rollitos tipo sushi que no lo llevaban,  fue amor a primera vista. Caty los rellena de atún pero yo tenía en casa un estupendo salmón ahumado y decidí probar. 

No hay más que ver el proceso para saber que son muy fáciles de preparar y los ingredientes se pueden adaptar a todos los gustos, solo debes abrir la mente y tirar de imaginación.  

Estos rolls son muy sanos, tanto el alga Nori como el resto de sus ingredientes nos proporcionan muchos beneficios, con pocas calorías y grasas.  





Ingredientes para 4 personas

4 hojas de alga Nori
1 pepino  
1 aguacate maduro 
Queso para untar descremado o normal  
1 sobre de salmón ahumado (100 grs.)  
Aceite de oliva virgen extra
Pasta de wasabi
Jengibre encurtido (opcional)
Salsa de soja
Pimienta negra molida





Elaboración:

Lo primero que hay que hacer es tener todos los ingredientes a mano para el momento de montar.
Pelaremos y cortaremos el pepino en rodajas finas (mejor con mandolina), el aguacate pelado y sin hueso en cuñas delgadas y el salmón en tiras.

Disponemos una hoja de alga Nori sobre la superficie de trabajo, yo esta vez puse la esterilla pero lo he probado sin ella y también se enrolla fácilmente.

Sobre el alga extendemos las rodajas finas de pepino y en uno de los extremos colocamos  el salmón, encima el aguacate y unas cucharadas de queso de untar, un poco de pimienta negra recién molida y unas gotas de aceite de oliva virgen extra.

Enrollamos desde el extremo presionando suavemente con la mano en cada vuelta para que quede el cilindro compacto y no se desmonte al cortarlo.

Una vez tengamos el rollito, con un cuchillo muy afilado y mojado, cortamos rodajas de unos 2 cms. aprox.

Servir acompañados de wasabi, jengibre encurtido y salsa de soja.




martes, 11 de abril de 2017

Arroz rápido con setas y caldo Aneto

Algunos días no hay mucho tiempo para cocinar y hay que adaptarse a las circunstancias, en esos momentos es cuando me decanto por productos que me ayuden a aprovechar al máximo los minutos que paso en la cocina. a veces para hacerlo sólo necesitas un par de ingredientes y un brick de buen caldo. La ventaja en este caso es que el caldo ya lleva el sofrito y es muy sabroso.
Esta receta la tenía pendiente de publicar desde hace tiempo, la cociné cuando Aneto me envió dos de sus caldos para que los probase y quise hacerla tal cual para poder ser leal con el resultado, que fue muy bueno. Es un arroz muy sabroso y lo tienes listo en 30 minutos.




Ingredientes

300 gr. de arroz bomba
1 litro de caldo Aneto para Paella con sofrito de carne y verduras.
150 gr. champiñón Portobello
1 cucharadita de polvo de ceps (opcional)
Aceite de oliva  
1 ramita de tomillo




Elaboración:

Lo primero que haremos es poner a calentar el caldo en una olla.

Cortamos los champiñones en láminas y los doramos en la sartén o paellera con un poco de aceite de oliva.

A continuación añadimos el arroz y lo removemos dejándolo sofreír hasta que esté un poco transparente por los bordes.

Agregamos el caldo y dejamos a fuego intenso 5 minutos, que burbujee,  después bajamos a fuego medio y (dependiendo del arroz, este es bomba) dejar cocer unos 12-15 minutos vigilando el fuego y bajándolo al mínimo si se evapora demasiado deprisa.

Tapar y dejar reposar mínimo 5 minutos. Destapar y servir.




miércoles, 5 de abril de 2017

Almejas a la marinera de Karlos Arguiñano

El reto del mes en Cooking The Chef, es  esta vez de lo más popular, Karlos Arguiñano, chef mediático donde los haya que nos ofrece platos sencillos y sabrosos.

Hace años al  acabar  el famoso "Con las manos en la masa"  apareció Karlos Arguiñano, de esto hace más de 25 años y hasta hoy está al pie del cañón con sus malos chistes y su cocina popular. 

Para esta ocasión,  he elegido unas Almejas a la marinera, una receta  fácil y como él dice, "rica, rica y con fundamento" , con lo que además mato dos pájaros de un tiro, escojo la parte que más me gusta de Arguiñano siguiendo mi filosofía de cocina. 

Anteriormente ya había preparado varias de sus recetas, algunas publicadas en el blog. Quiero destacar que mi primera entrada es precisamente de este chef y es además uno de mis platos/aperitivo estrella, los Bocaditos o empanadillas de carne .

Tengo otra receta en edición, inspirada en Karlos, mejor dicho es un mix de tres de sus recetas, las he adaptado a mi gusto para realizar mi propia creación:  Solomillo de ternera al oporto con camagrocs. Próximamente.  

En la web Hogarmanía se pueden encontrar muchísimas de sus recetas diarias.






 Ingredientes (4 personas)
1 kg. de almejas  
1 cebolleta
2 dientes de ajo
1 cucharada de harina
1 vaso de vino blanco 
Aceite de oliva virgen extra
Perejil picado
Sal




Elaboración:

Un rato antes de cocinarlas, pon las almejas en un cuenco con agua y sal para que suelten la arenilla.

Pica finamente la cebolleta y los ajos y rehógalos en una sartén o cazuela con un poco de aceite. Antes de que cojan color, agrega la harina, mezcla bien hasta que se disuelva y cocina durante un par de minutos.

Añade el vino blanco y dale un hervor. Incorpora las almejas, tapa el recipiente y cocínalas hasta que se abran.

Y por supuesto, guiño a Arguiñano, espolvorea con perejil picado y sirve.













Las recetas de mis compañer@s de reto las podéis ver pinchando aquí o en el logo de Cooking The Chef.




viernes, 31 de marzo de 2017

Pollo a l'ast con manzanas - Pollo asado con manzanas

El pollo a l'ast es una preparación muy popular en la gastronomía catalana, balear y valenciana, que consiste en asar el pollo insertado en un pincho o espetón giratorio frente a una fuente de calor. En casa normalmente en el horno.
Se rellena con limón, tomillo, romero y abundante pimienta y sal. 

Se suele comprar hecho, ya sea en tiendas especializadas que los preparan y te lo llevas calentito o bien en los supermercados, que los tienen envasados y listos para calentar,  pero la verdad es que también es muy fácil de preparar en casa, sólo necesitas el pollo, las especias, un horno y el tiempo para que se cocine. 


Para hacerlo correctamente necesitaremos que nuestro horno tenga el accesorio adecuado, que es una barra que se engancha y hace girar el pollo, consiguiendo de esta manera que el pollo quede crujiente por fuera y meloso por dentro.

Si no se dispone del accesorio para atravesar el pollo, siempre puedes obtener un estupendo pollo asado sobre una bandeja común, no es lo mismo pero queda también muy rico con estos condimentos.

Merece la pena intentarlo.




Ingredientes

1 pollo limpio de vísceras 
4 manzanas tipo Golden
1 limón 
1 hoja de laurel
Romero fresco
Tomillo seco
Pimienta negra en grano
Pimienta negra recién molida
1 guindilla (opcional)
2 ajos (opcionales)
Aceite de oliva 




Precalentar el horno a 220º

Limpiar el pollo de restos de impurezas, plumas, etc., que puedan haber quedado.

Lo primero que haremos es salar el pollo por dentro y luego agregar en el interior, la pimienta molida (al gusto), cinco o seis bolas de pimienta en grano, el limón cortado a cuartos, una rama de romero, dos ramas de tomillo seco (o fresco, al gusto), la hoja de laurel, la guindilla (opcional) y los ajos (opcionales).

Atar el pollo con hilo de cocina para que las patas y las alas no se despeguen del cuerpo.

Poner el pollo sobre la bandeja que vayamos a usar en el horno para recoger los jugos de la cocción, embadurnar abundantemente  el pollo con aceite de oliva por el exterior. 

Salpimentar el exterior del pollo generosamente, porque irá perdiendo el condimento mientras se cocina.

Ensartar el pollo en la varilla y colgarlo dentro del horno, a 220 º durante 15 minutos, dejando la bandeja que hemos usado debajo para que vaya cayendo todo el jugo.
Mi horno es antiguo y le pongo el grill y la base.

Pasado ese tiempo bajar a 190º , añadir las manzanas, lavadas, cortadas a cuartos, con piel, sin semillas y dejar cocinar todo durante 1 hora mínimo, tiene que estar bien dorado.

Cuando esté listo, colocar sobre una fuente, trocear al gusto y servir.



Enlace relacionados:

Pollo a l'ast, definición: https://es.wikipedia.org/wiki/Pollo_al_ast

domingo, 26 de marzo de 2017

Cena en Tickets - Albert Adrià y Cía.

La cena en Tickets Bar,  junto con mi marido-pinche-cobaya ;-) fue mi mejor regalo de cumpleaños, toda una experiencia de placer gastronómico que disfrutamos enormemente y que quiero compartir con vosotr@s y comentar paso a paso.

Con la inercia de haber leído el libro de Albert Adrià  "TAPAS La Cocina del Tickets" hemos conseguido el objetivo que propone Albert en el prólogo de su libro: Divertir cuidando el contacto con el cliente con su concepto gastronómico que no es otro que disfrutar de un Bulli de barrio.

Sinceramente con estos principios Tickets cumple con su propuesta, el local y los platos son divertidos, el trato al cliente es muy cordial a la vez que didáctico y verlos trabajar te ayuda a entender porqué no hay demoras y que degustes cada tapa en su punto justo de temperatura, textura y sabor, con el placer que intuyes.

Las explicaciones que nos ofreció Aitana sobre cada uno de las elaboraciones fueron muy detalladas, pero nuestra memoria no conserva todos los datos. 

A continuación veréis las fotos de las tapas que probamos, pero pido disculpas de antemano porque en el momento de la cena, lo menos importante para nosotros era conseguir una buena imagen, era imposible estar por deleitarse con la realidad y obtener una buena imágen a la vez,  como comprenderéis la elección no ofrecía duda. En cada foto os pongo el título y una pequeña síntesis de los ingredientes y nuestra sensación.  

El genial prólogo del libro de Albert Adrià, con quien tuvimos el placer de intercambiar unas palabras al final de la cena, termina con esta frase resumen:
Pasen, vean y disfruten.

Justo lo que hicimos! ;-)


La Cena

Las olivas del Tickets, variedad Gordal  



Esferificaciones en forma de aceituna flotando en un aceite especiado, que estallan en la boca liberando su jugo, una sensación que me encanta, ya las había probado en Bodega 1900 pero el sabor de estas es distinto y no sabría cual elegir, me quedo con las dos. 


La pizza Turca



  Un crujiente muy ligero como base, sobre el que se superponen gorgonzola, tomate, emulsión de anchoa,  polvo de guisantes.....y no recuerdo más, 
la mezcla es interesante pero no fue mi preferida.


Airbaguette de Jamón Ibérico


 Una baguette muy fina y hueca, envuelta por jamón ibérico. (Un buen bocado y una mala foto). 


Nigiri crujiente de berenjena a la llama y perlas de soja.


La base del nigiri (voy a improvisar porque no tengo ni idea de lo que está hecha realmente la masa) es superligera, del tipo souflé o similar, muy etérea en boca y va cubierta por una lámina de berenjena braseada en el horno Josper que le da un sabor ahumado espectacular y lleva por encima unas perlas de soja, algo de sésamo .... y que aconsejan comer enseguida para que no pierda su textura. Una delicia.


Paisaje NÓRDICO


  
Filete de vaca marinada, crema de queso ahumada y nieve de vinagre en polvo, sobre una base crujiente. Una de las tapas que más nos gustó, el contraste de sabores en todo el conjunto, es impresionante. 


Foie MITTEAULT 



Cocinado al carbón, el foie con anguila ahumada en el centro y sal de Guerand,  servido con unas rebanadas finas de pan crujiente,  fue sin duda uno de los platos estrella de la noche, diría que mi  preferido, pero sería imposible elegir sólo uno.


Porex de Kalix con crema ahumada y raifort.



Es un cubo con textura de nube porosa y total aspecto de Porex realizado con dashi y que se funde en la boca, coronado por la crema ahumada, una capa de huevas de Kalix y un toque de raifort que es un tipo de rábano. Bocado exquisito.


Naranja helada con jugo de aceituna gordal, aceite de pipas de calabaza y bicho.



La descripción lo dice todo, una combinación extraña, refrescante y que funciona de maravilla, cada cucharada un placer que te deja con ganas de repetir.


Las ostras:

Ostra TOKYO, con salsa ponzu y huevas de salmón.
Ostra TAHITÍ, con su perla de manzana y wakame encurtido.



Tanto una como la otra fueron una sorpresa, el sabor de la ostra por encima de los condimentos y éstos con el justo protagonismo para que fueran totalmente distintas a las que habíamos probado hasta ahora.

Esponja de azafrán con suquet de salmonete.



Otra estupenda elección,  la genial esponja, suave de sabor, bañada con el potente suquet (caldo) de salmonete, equilibraba perfectamente el espectacular bocado.


Taco de cochinillo crujiente con mayonesa de Hoisin, salsa X.O y pepino encurtido.



La hoja de capuchina, comestible, se usa para envolver el crujiente cochinillo como si fuera un taco mexicano y así comerlo con las manos saboreando todos los ingredientes al morderlo.


Pulpo crujiente con mayonesa de Kimchi, panko y pepino del Tickets.



El pulpo tiernísimo,  con la mayonesa de Kimchi,  el crujiente panko que lo semienvuelve  y acompañado de ese tarrito con pepinos encurtidos nadando en un caldo deliciosamente condimentado, me encantó y fue el preferido de mi marido.
  

Albóndigas de habitas con butifarra del Perol, caldo de jamón y menta.



Una elaboración con sabores muy sutiles, tanto las habitas como la butifarra, el caldo de jamón delicioso y la albóndiga era tan melosa que se deshacía en la boca.


Los postres:

El cheesecake de Tickets.



Este Cheesecake fue mi postre,  con solo partirlo ya me enamoró, era cremoso pero firme,  llevaba queso, chocolate blanco e iba acompañado de unas riquísimas galletas de mantequilla avellana.  Fue un magnifico final para la  deliciosa cena.


Coco verde con sorbete de lima kaffir, curry y agua natural de coco con albahaca.


El postre que tomó mi marido, aunque yo también lo probé ;-) fue una pasada, el coco natural era el recipiente que contenía las primeras capas cremosas de la formación del coco, su agua natural condimentada y el sorbete de lima kaffir. Sin palabras, exotismo en estado puro.


Aitana y Concha



Aitana de Tickets,  estuvo pendiente de nosotros toda la noche y nos asesoró siempre con la calidez de su preciosa sonrisa.


Albert y Concha


Al final de la cena tuvimos ocasión de conversar brevemente con Albert Adrià, muy amable y cordial en su contacto con el cliente.
Broche de oro para una cena inolvidable.


viernes, 24 de marzo de 2017

Palmeritas de hojaldre exprés

Seguro que much@s de vosotr@s ya conocéis esta sencilla forma de hacer las palmeritas de hojaldre y azúcar, pero confieso que yo lo sé desde hace muy poco. Lourdes, una amiga a la que no le sobra mucho el tiempo, me lo descubrió hace unos días, explicándomelo muy bien simplemente doblando una servilleta de papel. Podéis imaginar que me faltó tiempo para practicar la enseñanza ;-).

Para aquellas personas que aún no han probado y que como yo, no son muy aficionadas a trabajar la pastelería o los dulces, esta es vuestra ocasión para quedar genial ante cualquiera.

No hay mucho que decir aparte de cómo doblar el hojaldre, así que sin más vamos a la receta.






Ingredientes para unas 25 palmeritas 
1 lámina de hojaldre rectangular
Azúcar al gusto


Elaboración:


Dicen que una imagen vale más que mil palabras, así que esta foto es una buena guía para hacerlas.

Precalentar el horno a 200 grados.

Extender una hoja de hojaldre sobre el papel vegetal. Es mejor tenerla a temperatura ambiente sin destapar al menos 15 minutos antes de trabajarla. Espolvorear azúcar sobre ella cubriéndola ligeramente., pasar el rodillo por encima para que se integre con la masa.

Hacer una marca en el centro de la lámina. Plegar un lado llegando hasta la marca y luego hacer lo mismo con el otro. Volver a espolvorear un poco de azúcar por encima y pasar el rodillo suavemente, sin aplastarlo.

Repetir el proceso replegando otra vez los dos lados a la mitad y volviendo a poner azúcar por encima.

El último pliegue consiste en doblar una mitad sobre la otra.

Con un cuchillo bien afilado y con decisión para no aplastar el hojaldre, cortar rodajitas de 1 centímetro aproximadamente (a mi me gustan finitas y crujientes) y colocarlas encima de una bandeja de horno forrada con papel vegetal. Tener cuidado de separarlas bien porque al cocerse crecen y se juntarían.

Hornear 15 minutos (depende del horno). Vigilar hasta que se vean doradas y listo.