jueves, 20 de julio de 2017

4 Recetas fáciles para un menú de verano

Propuesta de verano para un día cualquiera, un menú en el que todos los platos son fáciles y rápidos de preparar que es lo que interesa cuando hace calor, además algunos se pueden preparar con antelación. Mi lema en verano es,  poco tiempo en la cocina y buenos momentos en la mesa.

Clicar sobre el título, en la foto o el en el enlace para ver las recetas en el blog.




























Espero que os guste este menú y lo disfrutéis y si queréis cambiar algún plato sólo tenéis que clicar en el listado lateral "Recetas en general" sobre cualquier etiqueta y elegir!!

martes, 18 de julio de 2017

Mayonesa o Mahonesa casera

Estaba terminando mi receta de Ensaladilla rusa y me he dado cuenta de que en el blog no tengo publicada la Salsa Mahonesa o Mayonesa. Tengo las variantes sin huevo, la Lactonesa y la Veganesa pero me faltaba la salsa madre.

Aunque es muy popular y seguro que la mayoría de mis lectores saben hacerla, he pensado que siempre hay una primera vez para todo y seguro que ayudo a alguien. 

Esta salsa se originó en Menorca, exactamente en Mahón, Maó en catalán y de ahí proviene su nombre original, mahonesa,  pero al ser popularizada en Francia su nombre francés mayonnaise se ha propagado haciendo que en la mayoría de sitios se conozca más la denominación mayonesa.

Hay mucha leyenda en cuanto a su elaboración y los motivos por los que se corta, supersticiones, etc., pero lo cierto es que esta salsa se basa en la emulsión del aceite con el huevo y las proporciones son vitales para que eso no suceda.  Si se corta,  puede recuperarse añadiendo una yema de huevo y volviendo a batir o bien poniendo un poco de agua.





 
Ingredientes

1 huevo
1 vaso (250 ml,. aprox.) de Aceite de oliva suave o aceite de girasol  (al gusto, yo prefiero el de oliva)
Sal
Limón o vinagre


Elaboración:

Este es mi método y proporciones que nunca me fallan.

En el vaso de la batidora poner primero el huevo, añadir el aceite, la sal y unas gotas de limón.

Introducir el brazo de la batidora y sin moverlo comenzar a batir a velocidad media hasta que empiece a espesar, entonces mover el brazo de la batidora de arriba a bajo suavemente.

Puedes variar la textura a tu gusto, con estas medidas queda una salsa espesa y cremosa pero si quieres rectificarla puedes espesar poniendo un poco más de aceite lentamente mientras bates o aclarar con un poco de agua de la misma forma.




Enlaces relacionados


lunes, 10 de julio de 2017

Bonito fresco en escabeche rápido

El escabeche, técnica de conservación milenaria, es muy útil cuando quieres tener un plato delicioso en la nevera sin miedo de que se estropee en poco tiempo. Llegar a casa y tener la comida hecha es un lujo que no siempre podemos conseguir y si además tardas pocos minutos en hacerlo ya es para enmarcarlo. 

Antes conocía solo el escabeche clásico, con su cebollita, ajos, etc., etc., todo bien pochado y pasando el pescado por la sartén primero, de hecho publiqué una Caballa en escabeche que resulta deliciosa hecha de esa manera, pero desde que descubrí el escabeche rápido de Martín Berasategui al hacer su receta de Salmón en escabeche ,  igualmente deliciosa, mi visión de la forma de prepararlo cambió, sobretodo porque se consigue una textura del pescado más jugosa. 

Fusionando los conceptos de las dos recetas mencionadas, he preparado este bonito. Añade el toque crujiente y sabroso de los vegetales poco cocinados al escabeche rápido de Berasategui. Otra buena opción.





Ingredientes

 1 kg de bonito fresco limpio de espinas y piel
1 cabeza de ajos
1 cebolleta mediana
1 zanahoria
1 cucharada sopera de sal gorda.
1/2 cucharada sopera de pimienta negra.
2 hojas de laurel.
 Varias ramas de tomillo fresco, o 2 de tomillo seco.
1 cucharada sopera de pimentón dulce de la Vera.
1/2 litro de aceite de oliva virgen extra.
1/4 de litro de vinagre de sidra o de Jerez
100 ml. de vino blanco (opcional)

NOTA: Las cantidades de líquido pueden modificarse al gusto siempre que se respeten las proporciones de aceite y vinagre:  doble de aceite que de vinagre.





Limpiar el atún o comprarlo ya limpio de piel y espinas. Cortar a tacos grandes y agregarle la sal. Reservar.

Poner un poco de aceite en la sartén o cazuela, calentar y agregar los ajos sin pelar, sólo con un golpe, la cebolleta cortada en juliana, la zanahoria cortada al gusto y la pimienta en grano, dar unas vueltas a fuego rápido y cuando la cebolla esté un poco transparente  añadir el pimentón, el laurel y las hierbas aromáticas, remover rápidamente y agregar el aceite, el vinagre y el vino para que no se queme el pimentón. Dejar reducir un par de minutos para evaporar el alcohol.

Cuando arranque a hervir añadir el atún cortado, mover la cazuela y voltear los trozos, en cuanto cambien el color retirar del fuego. y dejar reposar.

video

Se puede servir cuando quede tibio, aunque está mas sabroso si lo dejas al menos 24 h.

Nota de conservación: Yo lo he tenido 15 días en el frigorífico sin problema, el pescado tiene que estar cubierto de líquido y el recipiente ha de ser hermético. Si esterilizas los botes una vez llenos (hay que hervirlos) se conserva meses, pero yo en casa no lo he probado.





miércoles, 5 de julio de 2017

Mejillones a la Normanda de Anthony Bourdain

Cooking The Chef nos ha retado este mes a cocinar algo de Anthony Bourdain, un Chef  neoyorquino, mediático y controvertido que yo conocía más por sus viajes que por su cocina. 

Conseguí dos de sus libros en la biblioteca, Les Halles Cookbook que contiene  recetas y otro llamado En Crudo, un interesante relato autobiográfico, que aún estoy leyendo, en el que cuenta su pasada vida bohemia y sus excesos. 

No me inspiraba mucho con este chef, sus recetas no acababan de convencerme pero al final me decidí por los Mejillones a la Normanda, me llamaron la atención porque Bourdain añade un par de ingredientes que no había visto en otras recetas similares, son la panceta (bacon) y los champiñones, para mi un verdadero acierto que marca absolutamente la diferencia entre la suya y las demás, le dan carácter. Realmente quedé muy sorprendida cuando la probé, los sabores encajan a la perfección y he de decir que es una receta muy fácil y sabrosa que repetiré muchas veces.

Como es natural el ingrediente principal. los mejillones, tienen que ser de buena calidad, hay diversas clases, todas muy buenas y en esta ocasión elegí los Mejillones del Delta del Ebro.

Como disponía de la receta original en inglés, os la dejo al final del post.





Ingredientes para 4 raciones

2,5 kgs. de mejillones limpios, limpiar justo antes de cocinarlos
100 grs. de bacon o panceta de cerdo curada, cortado en dados
4 cucharadas de mantequilla (56 gr.)
1 chalota, picada fina
6 champiñones  en rodajas finas
½ manzana, sin piel y cortada en pequeños dados  
75 ml. de Calvados o Brandy (75 ml/3 oz)  
200 ml. de crema espesa o crema de leche para cocinar 
Sal y pimienta negra




Elaboración:

En una cazuela grande y con tapa,  cocinar la panceta o el bacon a fuego medio-alto hasta que esté dorado y haya soltado su grasa, aproximadamente 5 minutos, removiendo de vez en cuando para evitar que se pegue. Retirar todo a un plato, desechando la grasa y reservando el bacon o panceta.

En la misma cazuela calentar la mantequilla hasta que espume. Agregar la chalota cortada fina y pochar hasta que esté suave, unos 3 minutos. Incorporar los champiñones cortados a láminas y la manzana a dados pequeños y cocinar durante 5 minutos. Añadir la panceta reservada y luego echar el Calvados (o brandy) levantando con una espátula todos los jugos que se hayan pegado en el fondo. Agregar la crema de leche y salpimentar.


Una vez haya llegado a ebullición la salsa, agregar los mejillones y tapar la cazuela . Cocinar hasta que todos los mejillones se hayan abierto. Agitar  y servir inmediatamente.








LA RECETA ORIGINAL EN INGLÉS
Transcripción del libro Les Halles Cookbook





INGREDIENTS

¼ lb(s) slab bacon, cut into ½-inch/1-cm cubes (112 g)

4 Tbsp butter (56 g)

1 shallot, thinly sliced

6 small white mushrooms, thinly sliced

½ apple, cored, peeled, and cut into small dice or chunks

3 oz good Calvados (75 ml)

1 cup heavy cream (225 ml)

salt and pepper

6 lb(s) mussels, scrubbed and debearded (just before cooking) (2.7 kg)




DIRECTIONS

1. In a small pot, cook the bacon over medium-high heat until the meat is brown and the fat has been rendered, about 10 minutes, stirring occasionally to avoid sticking. Discard the fat and reserve the meat.

2. In a large pot, heat the butter until it foams. Add the shallot and cook until soft, about 3 minutes. Add the mushrooms and the apple and cook for 5 minutes, add the bacon reserved, then stir in the Calvados, scraping the bottom of the pot with the wooden spoon to dislodge any good brown stuff that might be clinging there. Stir in the cream and season with salt and pepper.

3. Once the mixture has come to a boil, add the mussels and cover. Cook for 10 minutes, or until all of the mussels have opened. Shake. Cook for another minute. Shake again. Serve immediately.



Podéis ver todos los platos de mis colegas de reto pinchando aquí  



Enlaces relacionados:

Anthony Bourdain:  https://es.wikipedia.org/wiki/Anthony_Bourdain

Mejillones del Delta del Ebro: http://www.gastroteca.cat/es/ficha-productos/mejillones-del-delta-del-ebro/

domingo, 2 de julio de 2017

Agua fresca de Jamaica o Té de flores de hibiscus

Hace un tiempo descubrí las Aguas Frescas mexicanas y entre ellas esta infusión, estupenda para el verano porque refresca mucho y tiene además muchas propiedades para la salud, entre ellas es diurética, antioxidante, ayuda a reducir el colesterol, etc.

Se hace con flores secas del Hibisco, conocidas en México y América Central como Flores de Jamaica. En nuestro país se pueden encontrar en herbolarios y tiendas especializadas, pero también se conoce en otros países con otros nombres como "saril", "roselle" o "rosa de Abisinia". 

Su sabor es ácido y lo puedes suavizar con azúcar o añadiendo como hice yo un anís estrellado y semillas de cardamomo verde o cualquier otra especia que te guste como la canela, etc. etc. 

Es muy sencilla y rápida de preparar, existen diferentes métodos para conseguirla, hirviendo agua o dejando macerar en frío. Yo he elegido el primer método porque quería añadir especias y jengibre.

Se necesitan muy pocas flores para obtener un litro de bebida, aunque se aconseja no tomar más de dos tazas al día.




Para preparar 1 litro de Agua de Jamaica:

1/4 taza de flores del hibisco secas (Flor de Jamaica)
4 tazas de agua
Azúcar (al gusto, yo puse 2 cucharadas de azúcar moreno) o miel
Opcional: Jengibre, semillas de cardamomo, anís estrellado, canela, etc. y rodajas delgadas de limón para decorar.



Elaboración:

Poner a hervir 2 tazas de agua.

Añadir la media taza de flor de Jamaica y el azúcar o la miel. Si se va a usar jengibre, especias, etc., añadir también ahora.

Dejar hervir la mezcla durante dos minutos, removiendo de vez en cuando. Cubrir el recipiente y dejar reposar unos 10 minutos.

Colar la infusión en un recipiente limpio. Añadir las otras 2 tazas de agua fría y remover bien.

Para servir la bebida de inmediato, agregar unos cubitos de hielo. De lo contrario, dejar que se enfríe en el refrigerador.






Enlaces relacionados:

https://es.wikipedia.org/wiki/Agua_de_Jamaica

https://www.sabrosia.com/2013/08/las-maravillas-del-agua-de-jamaica/

http://www.aceitedearganweb.com/agua-de-jamaica/

http://es.wikihow.com/hacer-agua-de-jamaica


lunes, 26 de junio de 2017

Ensalada de bacalao, naranja y patata

Nunca se sabe de dónde vendrá la inspiración para una receta o quién nos dará esa idea que al momento se nos fija en la mente.

Esta vez fue en la peluquería, Toni me habló de esta receta de su madre y se me hizo la boca agua al momento. Es cocina tradicional, casera, de sabores puros y que no necesita ningún ingrediente sofisticado, lo que llamamos cocina de pueblo, es decir, de la buena.

Esta ensalada es típica de Andalucía, sobre todo de Granada, Málaga, Jaén y Almería, Tiene distintas variantes ya que en cada lugar le añaden su toque y el nombre cambia según la provincia. Se conoce como Remojón, Remojón granadino, Ensalada malagueña o Remojón andalúz, pero los ingredientes que nunca fallan en todas ellas son el bacalao y la naranja.

Tengo que decir que la gastronomía andaluza me vuelve loca y en el blog tengo algunos ejemplos de mis platos preferidos, como el Ajoblanco, los Boquerones fritos, las Tortillitas de camarones o gambas, la Mazamorra, las Berenjenas fritas... etc., os los recomiendo todos!!






Ingredientes para 2 personas

2 patatas medianas
1 naranja grande
250 gr. de bacalao salado ( o desalado, al gusto)
1 cebolleta (yo puse cebolla roja)
Aceitunas,  partidas, negras o de las que prefieras
Aceite de oliva virgen extra
Sal en escamas
Pimienta negra recién molida
Cebollino seco o fresco



Elaboración:

Si el bacalao es salado tendremos que ponerlo en agua el día anterior. Cada parte del bacalao tiene su tiempo y método de desalado, en mi caso compré en el super una bandeja de bacalao salado en palitos y fue suficiente ponerlo en agua 24 horas, con un solo cambio de agua cuando llevaba unas 12 horas en remojo.

Cuando el bacalao esté al punto lo escurrimos y lo cortamos a dados o lo podemos desmenuzar. Reservamos.

Cocemos las patatas con piel, durante 40/45 minutos y una vez frías las pelamos y cortamos en rodajas o al gusto. Reservamos.

Pelamos la naranja y cortamos los gajos limpios de piel, esto se puede hacer con un cuchillo bien afilado cogiendo la naranja pelada en una mano y haciendo cortes en cada lado del gajo hasta que se separe del centro. Guardamos el resto de la naranja para exprimirla con la mano como aliño de la ensalada.

En un plato amplio colocamos primero las patatas, después la naranja, el bacalao, la cebolla cortada en juliana y las aceitunas. Aliñamos con aceite de oliva virgen extra y el zumo de la naranja. Agregamos unas escamas de sal sobre las patatas y espolvoreamos con cebollino un poco de pimienta negra recién molida.




miércoles, 21 de junio de 2017

Sorbete de mango, coco y lima sin heladera

Cuando algo de comer me "entra por los ojos" se convierte en un objetivo urgente, la necesidad de probarlo hace que ponga todos los medios a mi disposición para conseguir saborearlo. Eso me pasó cuando vi este Sorbete de mango y coco que publicó en un recordatorio suyo Aisha, del blog La cocina de Aisha

La textura y sobretodo la facilidad para hacerlo me convenció al momento porque yo no tengo ninguna máquina de hacer helados y con esta receta se hace de una manera simple. Era ideal para mí.

Uno de los ingredientes que usa Aisha en esta elaboración es el Azúcar invertido, gran desconocido hasta ahora para mí. Se puede comprar hecho y supongo que en algunos lugares será fácil de encontrar, pero no en mi barrio. Así que busqué la receta y lo hice en casa porque es muy sencillo. Os dejo el enlace al final de la receta por si queréis hacerlo vosotros mismos.

Por cierto, anécdota, cuando he editado el post me he dado cuenta de que Aisha y yo hemos usamos los mismos vasos!!!.... que casualidad!




Ingredientes:

3 mangos que estén en su punto
1 lata de leche de coco
5 cucharadas de coco rallado
El zumo de 2 limas
3 cucharadas de azúcar invertido

Elaboración:

Pelamos los mangos y los cortamos en trozos.

Ponemos todos los ingredientes en la batidora y trituramos bien hasta que quede una mezcla homogénea.

Ponemos la mezcla en un recipiente apto para el congelador o en moldes individuales.

Metemos en el congelador durante 2 horas y ya podemos consumirlo.

Nosotros no nos lo terminamos y lo guardamos en el congelador. Al día siguiente se había endurecido, pero no es problema, se puede comer como un helado duro o bien volver a ponerlo en la batidora unos minutos (yo lo puse en la Thermomix) para que recupere la textura.



Enlaces relacionados con la receta:
Azúcar invertido: http://jugandoconlacocina.blogspot.com.es/2017/06/azucar-invertido.html

martes, 20 de junio de 2017

Azúcar invertido

Había oído hablar del azúcar invertido en algún programa de televisión, como ingrediente usado en pastelería,  pero no tenía ni idea de como era hasta que lo he necesitado. Técnicamnente es la disgregación por hidrolización de la sacarosa en glucosa y fructosa. Su sustituto natural es la miel pura.

Tiene varias utilidades, como dar esponjosidad a los pasteles, pero en el caso de los helados y sorbetes evita que la preparación se cristalice en el congelador y así quedan más cremosos. Al final de la receta os dejo un par de enlaces que yo consulté, por si queréis saber más acerca de esta preparación.

Hasta hace pocos días la verdad es que no había pensado nunca en él, pero lo que son las cosas, la urgencia por enterarme de qué era exactamente y cómo se hacía me entró cuando quise preparar el Sorbete de Mango y coco que publicaré en breve ya que era uno de sus ingredientes.

Investigando en la red ví que el azúcar invertido era más fácil hacerlo que comprarlo hecho, porque los sobres necesarios, uno del gasificante y el otro del ácido están en cualquier super (yo los compré en Mercadona) así que probé y el resultado perfecto, conseguí 250 gr. de este líquido transparente, de color amarillento y un poco viscoso como el almíbar que se puede conservar en un bote, en un lugar oscuro y sin necesidad de nevera, hasta 12 meses o más.


Ingredientes

350 gramos de Azúcar  blanquilla
150 ml de Agua Mineral (de botella)
Gasificante para Repostería: 1 sobre Blanco y un 1 sobre Morado  (Marca Hacendado en mi caso)



Elaboración:

Es mejor tener un termómetro de cocina para esta elaboración, son baratos (de 4 a 9 euros) y muy útiles.

Primero ponemos a calentar en un cazo a fuego medio el agua mineral.

Cuando llegue a unos 50ºC echamos el azúcar y removemos hasta que se disuelva.

Después, al alcanzar los 80ºC incorporamos el sobre blanco (ácido) y seguimos removiendo.

Una vez que se alcancen los 100ºC (empieza a hervir), apagamos el fuego y vamos dejando que baje la temperatura, sin dejar de remover, a unos 55º-65º, entonces  añadimos el sobre morado (bicarbonato) y seguimos removiendo con la varilla.

Se forma bastante espuma pero desaparecerá al cabo de unos minutos.Si cuando esté frío aún queda un poco (a mi me pasó) la retiras con una cucharilla.

Una vez quede transparente lo podemos guardar en un tarro de cristal y guardarlo en un armario o lugar que no le dé la luz.

Enlaces relacionados:

Que es el azúcar invertido? :

https://www.directoalpaladar.com/ingredientes-y-alimentos/azucar-invertido-que-es-y-sus-usos-en-la-cocina

https://es.wikipedia.org/wiki/Az%C3%BAcar_invertido

sábado, 17 de junio de 2017

Paté o Ganache de morcilla

Este Paté o  Ganache (llamada así por la mezcla de nata y morcilla) la publiqué junto con los otros ingredientes dentro del plato de Costillas confitadas de Mey Hofmann, que hice para el reto de Cooking The Chef de Mayo.  

En sí misma es una preparación muy rica y fácil de hacer, que nos puede servir para muchas otras ocasiones además de acompañamiento, es estupenda para dipear, en aperitivo sobre tostadas etc. etc.,  

He decidido independizar la receta para que sea más fácil de encontrar. Lo mismo haré con las Tortitas de sarraceno porque merece la pena tenerla a mano.



Ingredientes

300 de morcilla de cebolla o de puerros
100 ml. de nata líquida (para cocinar)
30 gr. de mantequilla (temperatura pomada)




Hervir la nata, retirar del fuego y añadir la morcilla pelada y desmenuzada, mezclar bien y triturar en un robot de cocina, fuera del robot incorporar la mantequilla poco a poco y cuando esté bien homogeneizada, tamizar. (yo no pude tamizarla, no pasaba por el colador, pero quedó muy fina sin necesidad de hacerlo). Reservar en la nevera.

Acabado de la Ganache: Sacar de la nevera y tener a punto para formar una quenelle o bola.

Queda genial sobre una tortita casera, como las de Sarraceno aunque con pan tostado también está deliciosa.


domingo, 11 de junio de 2017

Trufas de chocolate sobre cama de aceite de oliva y sal en escamas

Mis fuentes de inspiración son diversas e imprevisibles, puede ser una foto, un programa de televisión, o una de las cosas que más me motiva, el ir a comer a un buen restaurante y que algo me sorprenda o me guste mucho. Esto se convierte en un reto que no puedo eludir.

Eso fue exactamente lo que me pasó con estas trufas, del Restaurante L'Estupendu , de Badalona, del que os hablaré en otro momento porque es muy recomendable. Las probé y mi necesidad de reproducirlas en casa se disparó. 

Este es el resultado y estoy muy satisfecha con ellas porque son muy fáciles de hacer y el contraste del aceite, el chocolate y la sal en escamas estoy segura de que os cautivará como me pasó a mi. 








Ingredientes  para 30-35 uds.

300 gr. de chocolate negro para postres  
200 ml. de nata líquida
2 nueces de mantequilla
Cacao en polvo para rebozar
Aceite de oliva virgen extra
Sal en escamas (tipo Maldon)




Elaboración:

Poner el chocolate y la mantequilla en un bol y fundir al baño maría. Mezclar bien mientras se deshace. También puedes hacerlo en el microondas pero tendrás que ir vigilando para que no se queme.

Hervir la nata y dejarla templar.

Añadir la nata al chocolate y mezclar bien hasta que quede una masa homogénea.

Pasar la masa a una fuente y dejar enfriar a temperatura ambiente, después poner en el frigorífico hasta que esté consistente.

Cuando haya enfriado, colocar porciones de masa sobre un plato limpio y darles forma con las manos. Tener cuidado de no tocarlas mucho porque con el calor se derrite el chocolate. Lo mejor es hacer formas irregulares para no tener que manipularlas mucho. Para terminarlas pasar por el cacao en polvo y dejarlas en la nevera. La textura es mejor al cabo de pocos minutos de haberlas sacado del frigorífico por lo que aconsejo sacarlas al menos 10 minutos antes de servir.

Para servirlas, ponerlas sobre el recipiente donde las vayamos a comer y rociarlas con un chorrito de aceite de oliva virgen extra, coronándolas con unas escamas de sal.






lunes, 5 de junio de 2017

Costilla de cerdo confitada con tortita de sarraceno, ajos, setas y ganache de morcilla - Mey Hofmann

La propuesta de este mes para el reto de Cooking The Chef  ha sido un merecido homenaje in memoriam a  Mey Hofmann , una gran chef conocida sobretodo por su cocina mezcla de tradición innovada y de fusión. Fundó el Restaurante Escuela de Hostelería Hofmann en Barcelona, distinguido con una estrella Michelin. También su pastelería tiene mucho prestigio. 

Me hubiera gustado hacer algún plato dulce de los suyos, porque tiene verdaderas maravillas, pero como siempre me ha encandilado uno de los salados.

Mi elección para el reto, las Costillas de cerdo confitadas....,  sale de su libro "Fuego y Pasión en la Cocina", que conseguí en la biblioteca y me ha gustado mucho, porque sus platos son espectaculares. Es una receta fácil de hacer, pero entretenida, las costillas son su ingrediente principal,  pero para completarla tal y como la presenta Mey Hofmann, requiere atención y previsión ya que tiene cinco elaboraciones distintas y algunas llevan su tiempo. La marinada por ejemplo, se hace de un día para otro, el confitado de las costillas dura 3 horas a 90 grados y el resto de los acompañamientos también exigen cuidados.

He detallado el orden de las elaboraciones tal como yo lo interpreté del libro,  ya que creo que están pensadas y escritas para una cocina profesional en la que intervienen varias personas, que no es lo habitual en un hogar.

De todas formas la base de la receta son las costillas, su tratamiento es lo que me sedujo, para mí eran el objetivo prioritario y la cantidad de acompañamientos se pueden adaptar a nuestra comodidad.

Como dice Mey en su libro, es un plato muy interesante por su agridulce sabor y su melosa textura.





Como esta receta tiene varias elaboraciones, para entenderla mejor estructuraré los ingredientes y su preparación por partes.

Ingredientes y elaboraciones

Para 4 raciones 

Lo primero que haremos es preparar las costillas que son la base principal del plato:


COSTILLA DE CERDO Y SU MARINADA

8 costillas de cerdo
300 ml. de salsa de soja
Vinagre de jerez c.s
150 gr. de miel
100 gr. de ketchup 
8 dientes de ajo en láminas finas 
Tomillo
10 gr. de jengibre fresco pelado y picado
1 pizca de "Cuatro especias/Quatre épices" (mezcla de pimienta negra, jengibre en polvo, nuez moscada y clavos)
Aceite de girasol para el confitado de las costillas

Mezclar todos los ingredientes en un bol, hacer una pasta y pintar las costillas de cerdo en parejas.   Dejar macerar como mínimo durante un día. Reservar el resto de la marinada en la nevera.
Pasado ese tiempo, poner a confitar las costillas en aceite de girasol a 90º durante 3 horas. (yo usé el horno)Deben quedar muy tiernas.

Acabado de las costillas: Precalentar el horno a 200º. Volver a pintar las costillas confitadas con la marinada que habíamos reservado y hornear hasta que queden como lacadas. (El tiempo depende del horno, hay que controlar)


A partir de aquí vienen las guarniciones


GANACHE DE MORCILLA 

300 de morcilla de cebolla o de puerros
100 ml. de nata líquida (para cocinar)
30 gr. de mantequilla (temperatura pomada)

Hervir la nata, retirar del fuego y añadir la morcilla pelada y desmenuzada, mezclar bien y triturar en un robot de cocina, fuera del robot incorporar la mantequilla poco a poco y cuando esté bien homogeneizada, tamizar. (yo no pude tamizarla, no pasaba por el colador, pero quedó muy fina sin necesidad de hacerlo). Reservar en la nevera.

Acabado de la Ganache:
Sacar de la nevera y tener a punto para formar una quenelle o bola que colocaremos sobre la tortita de sarraceno cuando montemos el plato.


MASA DE TORTITAS DE SARRACENO

100 grs. de harina de trigo sarraceno 
50 gr. de harina de trigo blanca
50 gr. de mantequilla avellada fría 
1 huevo
250 ml. de leche
10 gr. de levadura fresca
Sal, pimienta y nuez moscada

Mezclar las harinas con la leche, la levadura desmenuzada y el huevo. Añadir la sal, la pimienta y la nuez moscada. Cuando se consiga una masa fina añadir la mantequilla tibia. dejar fermentar (el libro no pone cuanto tiempo, yo la dejé 30 minutos). Reservar hasta que la cocinemos.

Acabado de las Tortitas: Pincelar con mantequilla una sartén de blinis o crêpes, verter un poco de masa, cocer durante 2 minutos y darle la vuelta.


AJOS TIERNOS CONFITADOS

1 manojo de ajos tiernos
150 ml. de aceite de girasol  
Azúcar y sal (1 cdta. aprox.)

Cortar los ajos tiernos en rodajas gruesas, (yo los puse enteros) mezclar con los restantes ingredientes y cocer a 90º  hasta que estén muy tiernos. Reservar y atemperar antes de montar el plato.
  

 SETAS SHITAKE

200 gr. de Shitakes  
Aceite de los ajos tiernos confitados
Sal y pimienta.

Cortar los shitakes en daditos pequeños, retirar el pie si esta duro, saltear brevemente con el aceite de los confitados y salpimentar. Reservar y atemperar antes de montar el plato.



EMPLATADO
(Mi presentación)

Formamos una línea con las setas y apoyamos sobre ella dos costillas. Colocamos una tortita y sobre ella una bola o quenelle de ganache de morcilla y semitapamos con otra tortita, al lado colocamos los ajos tiernos confitados y unas gotas de aceite del confit.









Podéis ver las recetas de mis colegas de reto pinchando aquí 

Enlaces relacionados con la receta:

Mey Hofmann : (María Remei)  http://cadenaser.com/ser/2016/05/03/gastro/1462274073_075172.html

 http://www.lavanguardia.com/comer/al-dia/20160503/401527998211/mey-hoffman.html

Restaurante Hofmann-Bcn : http://www.hofmann-bcn.com/