viernes, 19 de mayo de 2017

Quenelles o tortitas de calabacín al horno con queso

Siempre ando buscando recetas bajas en grasas, no sólo para la Operación Bikini que cada año comenzamos en primavera, sino porque hay que cuidar la salud y me encanta encontrar soluciones como esta, que nos permiten disfrutar de elaboraciones que son generalmente fritas de una forma más saludable.

Mi fuente de inspiración para esta receta, fue Pilar, del blog Les receptes que m'agraden  allí vi estas quenelles y la pinta me enamoró a primera vista.

Les di mi toque personal reduciendo la cantidad de queso y añadiendo especias, en este caso Ras el Hanut, porque las quería aún más ligeras y aunque no llevan aceite, el queso es un ingrediente que muchas veces omito ya que contiene bastante grasa. No lo eliminé del todo pero tanto si tienes problemas con él como si te  gusta mucho, su presencia se puede aumentar o eliminar sin problema.

Se puede variar la forma, haciendolas planas como tortitas, etc. etc. También se pueden cambiar las especias, por ejemplo el comino le queda muy bien. 

Como acompañamiento lo que le va genial es mi salsa de yogurt light o normal.

Una buena solución para comer verduras y hacer la dieta más atractiva.  









Ingredientes

1 calabacín mediano rallado

1 cebolleta pequeña rallada

1 ajo picado

50 gr.  o 100 gr. de queso (al gusto, puede ser light, ricotta o el que prefieras)

50 gr de pan rallado

1 huevo

Sal

Pimienta negra recién molida

1 cucharadita de especias,  Ras el Hanut, o comino, o al gusto 





Elaboración:

Precalentar el horno a 200º.

Pelamos y rallamos la cebolleta y picamos el ajo. Lavamos bien y rallamos el calabacín sin quitarle la piel, cortando los extremos. Yo lo puse en el robot de cocina con la cuchilla de agujeros grandes.

El calabacín puede soltar agua si lo picas muy fino, si es así es mejor dejarlo en un colador para que escurra.

Mezclamos todos los ingredientes en un bol lo suficientemente amplio como para trabajar la mezcla y que se integre todo.



Cuando tengamos la pasta integrada formamos nuestras tortitas o quenelles dependiendo de la forma que le queramos dar. Si hacemos quenelles cogemos una  porción de masa con una cuchara sopera, luego la pasamos a otra cuchara sopera y otra vez a la primera, de esta forma habremos conseguido formar una especie de croqueta ovalada de tres caras.

Colocamos nuestras quenelles de calabacín y queso en una bandeja forrada con papel de hornear y las ponemos en el horno.

Dejar en el horno entre 15 y 20 minutos, dependiendo del tamaño de las piezas. Como ya se sabe, cada horno es diferente, así que hay que vigilarlas, cuando estén doradas por fuera, estarán listas.

Acompañar con salsa de yogur. Podéis ver la receta pinchando aquí


2 comentarios:

  1. Te han quedado estupendas!!! Muchas gracias por la mención, muy elegante y dice mucho de ti, ;-) Un beso guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a tí por compartirlas Pilar! Un beso!!

      Eliminar