lunes, 11 de septiembre de 2017

Manzana caramelizada, al vino dulce

Este postre es de los que a mi me gusta preparar, pocos ingredientes y una elaboración rápida y sencilla para un espectacular resultado, es sano ya que se elabora con fruta, y las cantidades de mantequilla, azúcar moreno y vino dulce, son muy pequeñas. 

El producto es importante siempre, pero en esta ocasión es especial porque estas manzanas las traje de Lleida, concretamente de Bellvís dónde reside una parte de nuestra familia y que cuando los visitamos nos regalan sus tesoros de la tierra,  frutas y verduras recién recogidas, algo que se agradece inmensamente y que  para nosotros es un lujo del que podemos disfrutar pocas veces al año.

No sé exactamente cual es esta variedad de manzana en concreto, puede ser Gala o Fuji , pero podéis elegir cualquier  manzana que sea dulce y poco ácida como las que ya he nombrado o la Golden que suele ser más fácil de encontrar.







Ingredientes

3 Manzanas
Azúcar moreno, 2 cucharaditas
15 grs. de mantequilla aprox. (1 cucharadita de postre colmada)
1/2 vaso de vino dulce tipo Cariñena





Elaboración:

Pelar y quitar las semillas a la manzana. Trocear.

Calentar la mantequilla en la sartén a fuego medio.

Cuando esté derretida la mantequilla, agregar la manzana, remover para que se impregne y añadir el azúcar. Saltear y dejar cocinar a fuego suave unos 5 minutos removiendo de vez en cuando.

Esperar a que adquiera un color dorado, entonces subir el fuego y agregar el vino dejando que se reduzca y se evapore. Quedará dorada y brillante.

Cuando quede casi sin líquido retirar a una fuente y servir caliente o tibia.

Se puede comer a cualquier temperatura, aunque fría cambia un poco de sabor y pierde el efecto brillante que le da la mantequilla derretida.








No hay comentarios:

Publicar un comentario